La espiritualidad como elemento necesario para salir de la crisis

La muy nombrada crisis que estamos viviendo, que ya es la peor de la historia de nuestra corta democracia, tiene muchas capas; no solo la económica y política; por eso está siendo tan grave. Esto es así por los ciclos naturales de la economía y por la corrupción, pero tambien porque hemos ido dejando problemas colectivos y personales sin resolver durante décadas, ahora ha llegado un punto en el que se nos acumulan. Un valor individual y necesario para salir bien parado de esta crisis es la espiritualidad.

“Dar gracias por lo que tenemos en el presente”

¿Qué implica dar gracias? Pues vivir en el ahora, sin excesivo ahorro ni deudas. Defender y trabajar hoy para lo que necesitamos hoy. El ahora es un regalo, por eso se le llama presente. Lo único que importa es cómo lo utilizas, lo que hagas con él.

“Aceptar que la realidad es dual”

Todos nos hemos puesto alguna vez esa carcamonia de agua en el brazo con el signo del Yin y el Yan, pero ¿sabemos qué sígnifica? Dualidad. La única razón por la que podemos apreciar las cosas buenas de la vida es por que también sufrimos desgracias y cosas malas. Pero atención: dentro de la zona negra hay un puntito blanco y dentro de la blanca uno negro. Si estamos en un atasco, podemos dedicar ese tiempo a maldecir a la raza humana y soliviantarnos o poner música y pasar un rato agradable o a través del manos libres llamar al ser querido que tengamos más abandonado. Este es el punto blanco sobre la zona negra, la clave de la felicidad. Los peores momentos son siempre oportunidades de crecer y mejorar como personas y también como sociedad.

“El ego es un reflejo donde mirarse pero no puede decirte quien eres”

La cuenta de facebook, los seguidores de twitter, tu cartera, tu partido político o el último peinado que te has hecho no pueden decirte ni reflejan qué o quién eres. Eso depende de tus pensamientos, sentimientos y acciones. Cuando alguien se mete con tu barriguita, con tus zapatos, con tu bandera o el coche que conduces y te molestas no eres tu mismo. Es el ego el que se ofende y responde. Tu parte más primaria que se revela para sobrevivir. Tener ego es necesario, un mecanismo de defensa pero cuan facilmente se apodera de nosotros, dirige y arruina nuestras vidas. Un ego hinchado es garantía de sufrimiento, propio o ajeno. Es el ego el que nos conduce a las guerras, a las venganzas o a vivir una vida que no te pertenece, tratando de impresionar a tu padre, a tu madre, a tu pareja, a tus compañeros del trabajo o al panadero de la esquina. Te empuja a acumular bienes, generando escasez para los demás y a gastar en cosas inecesarias, comprar cosas que no necesitas para dejar una impresión que no dura en personas a las que no les importa.

“Ten presente que cualquier cosa que proyectes acabará volviendote, ya que lo que es arriba es abajo”.

El Kharma y el dharma. No me extenderé mucho en esto. Si ya has vivido los años suficientes, la experiencia te habrá enseñado que todo lo que haces deja una huella, un rastro, una marca que tarde o temprano encuentra el camino de vuelta. No solo se trata de tus acciones, también de tus sentimientos y pensamientos. Llegar a dominarlos y convertirte en un ser luminoso que emana alegría es la tarea más dificil de todas, pero tiene sus recompensas puesto que el universo te proveerá de lo que necesites siempre que hayas comprendido este principio básico de acción-reacción que nos mueve a todos. Tiene que servirnos para tratar bien a los demás y por supuesto a ti mismo.

“Por último, no descuides tu cuerpo”

Tu cuerpo es el recipiente que te permite disfrutar de esta vida. Beber ocho vasos de agua al día, comer en 5 veces, practicar algo de ejercicio, no abusar del azúcar y las grasas, mantener el calor corporal y practicar el yoga o la meditación con mudras (juntando el pulgar con alguno de los otros dedos) mejorará tu salud y estado de ánimo, ayudándote a activar tus chacras y ver las cosas con otra perspectiva. Visualizar otras posibilidades mejores para tu vida te permitirá alcanzar nuevos paradigmas dentro de las propias limitaciones que el mundo te ofrece. Un método tan bueno como cualquier otro para encontrar tu salida de la crisis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s