El problema de querer cambiar el mundo

El problema de querer cambiar el mundo es que el mundo no necesita que lo cambies. Lo que necesita es ¡Despertar!. Yo, tú, cualquier persona en general no venimos al mundo para salvarlo. Venimos para ser felices.

Venimos al mundo a conocer, a experimentar, a amar, a comunicarnos, a relacionarnos, a oler, a ver, a oir, a pensar, a sentir y nada más. No se puede hacer ninguna de esas cosas por otra persona. Yo puedo recomendarte que comas kiwi pero no puedo hacer de vientre por ti. Del mismo modo puedo escribir mi blog para haceros pensar pero no pensar por vosotros ni llevaros la sabiduria porque la sabiduría es vuestra.

En realidad se puede o no hacer de casi todo en esta vida pero no cambiar el mundo. Solo ha habido un hombre en la tierra que vino a salvarnos a todos, a salvarnos de nosotros mismos y ese es Jesucristo. ¡Y cuidado! Yo no soy cristiano. En ningún momento me estoy refiriendo a Jesús como el hijo de dios ni tengo fe en sus obras y milagros. Pero es un hecho que como ser humano, Jesucristo dió su vida por nosotros, para que tuviéramos conciencia. Aunque fuera a través de la imperfecta religión, a muchos les ha llevado a tener moral, moral cristiana. Bueno, menos da una piedra.

No nos engañemos, antes y despúes que él, han sido muchas las personas que han dado su vida por los demás, tantas como otros las han arrebatado en nombre de dios, sus creencias, una ideología, un estilo de vida diferente, simplemente por sobrevivir, llevados por el mero egoismo y la ambición o en el peor de los casos, por puro sadismo.

Esto es así. Es perfectamente natural y humano que ante las situaciones extremadamente injustas que vivimos estos días con el gobierno, las multinacionales y los bancos, muchos de nosotros tomen las calles, se organicen y luchen unos con otros, tratando de borrar esos fantasmas como en su día lo hizo Goya frente a la inquisición.

Pero dejando sentimentalismos a un lado, ni tú, ni yo ni nadie debe jugar a ser Cristo e ir de salvadores. Por que somos hombres y mujeres naturales, y no está en nuestra naturaleza cambiar el orden de las cosas. Lo que está de nuestra mano es ser feliz y permitir que las personas que nos rodean lo sean. Es más fácil sacar nuestro dinero de las cuentas de esos bancos, dejar de votar a ladrones y de comprarles productos a esas multinacionales. ¿No les parece?

Y a eso es a lo que pienso dedicar el resto de mi corta vida. A ser feliz y pasar de los que me hacen daño. Vosotros haced lo que querais que para eso estamos en el mundo y que tengaís suerte si quereis cambiarlo.

Anuncios

2 pensamientos en “El problema de querer cambiar el mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s