La necesidad de apoyar a un partido como Podemos

Hemos de ser conscientes de que vivimos en un país fundamentalmente capitalista y consumista.

Incluso mucha de la gente que lo ha perdido todo, se resisten a imaginar una sociedad que no se base en el trabajo y la adquisición de bienes materiales.

Pero hay una cosa que tanto ellos como la cada vez más menguate clase media de este país han olvidado, y es que el capitalismo solo se ha portado bien, ha sido medianamente civilizado y decente cuando ha vivido bajo la amenaza constante del socialismo más puro.

No ha sido la aparición del fenómeno del turismo y la enseñanza superior lo que nos ha permitido alcanzar las cotas de desarrollo y felicidad de las que hemos disfrutado estos últimos 40 años, sino la guerra fría entre EE.UU y Rusia.

No se lleven a engaño, el capitalismo solo se ha portado bien mientras que ha vivido amenazado por la posible conversión de Europa al comunismo después de la Segunda Guerra Mundial. Esa enorme tensión entre ambos sistemas fue la que nos trajo el estado del bienestar, la seguridad social, las instalaciones públicas, los sindicatos obreros y un larguísimo etcétera.

Daba gusto ser europeo mientras América y Rusia se batían en duelo por nuestras almas. Sin embargo, desde que se derribó el muro de Berlín y cayó el telón de acero el capitalismo no ha hecho más que demostrar su verdadera cara. Ha dejado claro que es un mal perdedor pero un pésimo vencedor y se comporta como un hijo único que duerme a pierna suelta por la noche y alborota y trastea durante el día sin miedo porque se sabe querido.

Y al llegar a la pubertad, con las nuevas tecnologías y la globalización del mercado se ha convertido en un adolescente tirano, que entra y sale cuando quiere y se pavonea envalentonado mientras nosotros procuramos como podemos hacer nuestra vida alrededor, celebrando las escasas batallas en las que aun salimos muy de cuando en cuando victoriosos.

Por eso ahora más que nunca, aún si eres un convencido capitalista y un orgulloso consumista es necesario que respaldes a Podemos. Al fin y al cabo el primer principio de este sistema es la competencia y sin un rival fuerte pujando por ofrecernos una realidad distinta, el capitalismo no es un buen lugar donde crecer y vivir. Es un hijo malcriado pidiendo a gritos una curita de humildad y entre todos Podemos dársela.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s