Marhuenda dijo a Tohil Delgado que su visión de la educación “Happy flower” estaba bien pero que no funciona

Las alternativas asustan a Marhuenda, pero ¿Por qué le dan miedo otros modelos escolares?

El modelo de escuela que tenemos ahora mismo es el Prusiano, implantado por “Catalina la Grande de Rusia”, hace más de 200 años. Fue durante la época del nacionalismo y la creación de los grandes estados cuando se creó la escuela: pública, de todos y gratuita; aunque suena de maravilla, en realidad no fue más que un caramelo envenenado para el pueblo. 

La escuela Prusiana está específicamente diseñada para crear ciudadanos productivos, mansos y obedientes. Diseñada para acostumbrar a la gente a amoldarse a horarios, espacios reducidos y labores monótonas. Por eso todos los chavales tienen que mirar al frente, a la pizarra y estar quietos y callados 6-7 horas al día durante 15 o 20 años. Eso no es aprendizaje, es una condena a 20 años de cárcel con régimen de libertad los fines de semana. Es homogeneizar el pensamiento y segmentar a la población convirtiéndonos en verdaderos “Robots”. Educar no es eso, educar es otra cosa. Sería más útil proporcionar materiales, en un aula abierta donde cada uno pudiera experimentar libremente, a su ritmo y por su cuenta para así descubrir cada uno sus propias fortalezas y potencialidades tal y como defiende Tohil Delgado.

Y todavía nos preguntamos por qué tenemos un 33% de fracaso escolar. Nuestras escuelas son fábricas de operarios o ¿por qué no decirlo? Cárceles, lugares llenos de barrotes y muros.  Celdas donde cada curso se repasan las mismas asignaturas, con los mismos contenidos y bajo el mismo formato. Realmente frustrante y totalmente innecesario.

Nuestra sociedad avanza a un ritmo al que la mayoría de los adultos no podemos seguir y nuestra única esperanza es permitir que los jóvenes nos lleven y guien hacia ese mañana mejor que casi podemos rozar con los dedos. No podrán hacerlo mientras continuen enjaulados en sus aulas, en sus casas y azotados por la precariedad y la crisis. Mientras se recorten sus becas y se limiten sus posibilidades

Los entornos sobre estructurados no son sanos, sólo son buenos para los que viven bien a costa de los estratos sociales, sin dar palo al agua y pretenden reclutar más hormiguitas para que no se les venga a bajo el chiringuito. Estas ideas progresistas que defiendemos de una educación alternativa no son irrealizables, no son utopías, ya hay en muchos lugares del mundo donde gente responsable, sensible y comprometida las aplica, con excelentes resultados:

https://www.youtube.com/watch?v=-1Y9OqSJKCc

 

Anuncios

Un pensamiento en “Marhuenda dijo a Tohil Delgado que su visión de la educación “Happy flower” estaba bien pero que no funciona

  1. Pingback: Marhuenda dijo a Tohil Delgado que su visión de la educación “Happy flower” estaba bien pero que no funciona | juankarasporosa2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s