Lo que no te cuentan los de Ciudadanos

Dentro de un descontento como el que se vive ahora, nunca faltará quienes traten de utilizar el caos como una escalera para trepar por ella, sin importarles quiénes mueran en la caída. Éste es el caso de Albert Rivera.

Y es que en eso precisamente es en lo que consiste el caos y la parte conservadora de este país lo estaba viviendo con terror porque veía amenazado el statu quo, encargado de mantener las cosas como están y permitiéndoles vivir por encima de nuestras posibilidades, hasta que ha aparecido Ciudadanos.

Ahora ya no tienen de que preocuparse, “el bueno de Albert”, con esa mirada de yerno perfecto y mentón de eterno cuñado, se encargará por ellos de mantener las cosas como hasta ahora durante el mayor tiempo posible, aprovechándose de una ciudadanía agotada, vapuleada y confusa que sólo desea vivir en paz y que muchas veces no se entera de nada.

Lo que para unos es un país soleado, alegre y solidario lleno de posibilidades, para otros es una retorcida escalera humana por la que sólo se puede ascender a base de codazos o caer en el intento. Y por esa escalera es por la que trepan ahora los miembros de C’s.

Las opciones están bien claras: cambiar las cosas o dejarlas como están. Una decisión que muchos españoles no están preparados para tomar.

Quizás la falta de Podemos sea negar que no se puede cambiar un sistema sin destruirlo. Por desgracia, hay muchas personas que por mal que estén, se resisten a abandonar esta decadente forma de vida por que no conocen otra cosa.

Pero la falta de Ciudadanos y el resto de partidos tradicionales sin duda está en pretender ofrecer una agradable continuidad en un país que agoniza y que tiene ya a 13 millones de españoles viviendo entre la pobreza y la miseria.

Lo difícil ahora es convencer a toda esa gente que está deseando que los datos económicos (que ni siquiera entienden) mejoren para volver a hacer lo mismo que hacían antes. Para comprarse otro apartamento, para hacerse otro plan renove o ampliar la hipoteca para renovar la cocina.

Lo difícil va a ser que la ciudadanía tome consciencia de que esos tiempos, como aquellas golondrinas que jamás anidaron, ya no volverán y que la única forma de que muchos simplemente puedan vivir, es que los ricos empiecen a vivir más simplemente.

Lo que no te cuentan los de Ciudadanos es que en los malos tiempos no se puede gobernar para todos y hay que cortar el tocino más grueso para aquellos a los que defiendes y o estás con la minoría o con la mayoría.

Lo que no te cuentan los de Ciudadanos es con quiénes están.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s