Requiem por Sara

Este artículo va por Sara, para muchos de vosotros es la joven asesinada en el Parque de María Luisa, para mí, mi compañera de instituto.

Sara era brillante, honesta, sensible y comprometida con nuestra sociedad. Éstos últimos años los había dedicado a buscar la forma de darle más visibilidad en las redes sociales a los colectivos en riesgo, dando charlas y conferencias sobre el impacto de la web y las redes sociales en la mujer.

Es por eso que hoy quiero dirigirme a todas las mujeres de España. Sólo en la última década, el machismo en España ha matado a más personas que la banda terrorista ETA en toda su historia. Y no tiene intención de parar. Lo único que puede frenar ésta lacra es que sepáis entender como funcionan nuestra sociedad y de ello depende la vida de las próximas mujeres.

Sólo existe una única forma de cambiar esto y comienza cuando te empiezan a doler las cosas. Cuando las injusticias nos duelen eso nos lleva a pensarlas, a reflexionar. Porque no se trata de ‘hechos aislados’ ni de ‘tragedias’ o ‘crímenes pasionales’ como os quieren hacer creer en la televisión, se trata de todo un legado cultural en España que deja el papel de la mujer en la sociedad como una propiedad más del hombre.

Resulta evidente que Sara no estaba atravesando un buen momento y quizás por eso tomó varias píldoras de Diazepam y decidió sentarse a los pies de la escultura de Becquer; dónde cientos de amantes Sevillanos han acudido tantas y tantas veces a hacerse promesas de amor eternas. Pero hay algo que debéis saber y es que el Diazepam está químicamente preparado para prevenir este tipo de situaciones y Sara podría haber sobrevivido si en lugar de ser encontrada por un desalmado varón hubiera sido atendida por una mujer o al menos una persona que llamara por su móvil a los servicios de emergencia en vez de aprovechar la situación para violarla salvajemente.

Creo que ya va siendo hora de que vosotras os enteréis de ciertas cosas, porque según parece en España se “da por hecho” que las mujeres sois seres puestos en la tierra sólo para la satisfacción del hombre, sin importar en nada lo que os ocurra. Los únicos papeles que se os permiten interpretar en esta sociedad enferma son los de ‘víctima indefensa’ o ‘cómplice facilitadora’ en el caso de toparos con un hombre desalmado o de ‘madres abnegadas’ y ‘esposas atentas’ en el mejor de los casos. Y si por casualidad se os ocurre estallar y alzaros en pie de guerra, a lo más que pasareis a ser será a ‘malas pécoras’ o ‘putas’ si sacáis los pies del macetero y os negáis a entrar rápidamente al redil cuando se os pase “el pronto”.

Cobráis menos, trabajáis más y vuestra labor no termina al llegar a casa, yo diría que no termina nunca, pues parece que tengáis que estar siempre dispuestas para lo que sea, incluso a morir. Y es ahí es donde empieza la violencia contra las mujeres.

Por eso es importante, a vida o muerte, que en estos días negros cojáis este dolor que sentís todas y lo uséis para que vuestra rabia se convierta en indignación. Ya que no son la misma cosa. Porque la rabia o el cabreo tal y como vienen se van, mientras que la indignación permanece y no se sacia fácilmente, la indignación es lo único que os va a permitir dar el siguiente paso que es el de organizaros y exigir respuestas.

La indignación os llevará a la movilización, el único motor que puede conseguir acabar con toda esta mierda. Tenéis que marchar sobre la capital contra la violencia machista, no dejéis que os anestesien ni que os cuenten lo que está ocurriendo a través de la televisión porque os están matando con adjetivos. Esto no son “crímenes pasionales” “echos puntuales” ‘barbaries’ ni ‘jornadas de dolor’ es opresión a las mujeres, ni más ni menos.

Y solo terminará cuando salgáis a la calle a defender vuestras vidas. Luchad como gatos panza arriba. Porque sino, la imagen que les transmitís a nuestros mal llamados gobernantes es que para vosotras vivir no es importante.

Daos cuenta que los políticos y los periodistas de éste país olvidado de la mano de dios organizan su agenda leyendo sólo los titulares de los periódicos y que la semana que viene pasarán a otra cosa si es que no lo han hecho ya. Ellos nunca invierten demasiado tiempo o esfuerzo en profundizar en casi nada. De modo que la única forma de acabar con el terrorismo contra las mujeres es que toméis las calles y las instituciones y no paréis hasta que ninguna más de vosotras tenga que aparecer inerte y fría en algún rincón oscuro de nuestro país.

¡Salid ahí fuera y no paréis!, ¡no paréis hasta derribar los convencionalismos de España que convierten la violencia contra la mujer en el pan nuestro de cada día!. Son nuestras hijas, nuestras madres, nuestras amigas, vecinas y hermanas, son nuestras parejas, nuestras confidentes y amantes, nuestras compañeras, alumnas y maestras, son nuestras mujeres ¡sois vosotras! y estáis siendo asesinadas. ¿Qué vais hacer?

Te echamos de menos Sara.

Anuncios

11 pensamientos en “Requiem por Sara

  1. Me parece muy acertado el homenaje, se lo merece, no así que se desvele la identidad de la chica cuando la familia se ha empeñado en preservar su intimidad. Silueteais la imagen pero en redes está su cara en todos lados. Si otros no lo han hecho, al menos este blog, que es de un amigo, debería haberlo hecho.
    PD: Te lo dice una persona que también la conoció.

    Me gusta

  2. Estoy de acuerdo, con casi todo. Pero creo que con la igualdad y la violencia machista, se está cometiendo un error, enfocándolo a que “es cosa de mujeres” que debemos juntarnos, organizarnos y exigir, como dices. Creo que no es cosa de mujeres, sino de TODOS, también hombres, que siempre exigen el máximo respeto para sus madres, pero luego no se lo dan al resto de féminas. En esta lucha, tenemos que estar TODOS y TODAS, pues hasta que no integremos a los varones, no haremos más que dividirnos y enfrentarnos aún más. DEP Sara.

    Le gusta a 1 persona

  3. Primeramente mi mas sentido pésame a la familia.Creo q no debería haberse ido a ese lugar,si se tomo esta medicación,tb podría haberla atacado una mujer,no todos los hombres son maltratadores,etc ni todas las mujeres unas santas

    Me gusta

    • Muy bien Esther: primero la culpas a ella “creo que no debería haberse ido a ese lugar” y luego exculpas al hombre.
      Dudo que una mujer la hubiera violado, la violó UN HOMBRE, te guste o no.

      Me gusta

    • Cada cual puede ir donde quiera,no juzgues tan ligeramente donde se puede ir o no,era un parque no un módulo penal de violadores o asesinos,ndie incluye en el mismo paquete a todos los hombres,por desgracia por mucho que quieras lanzar tu voz a defenderlos,son ellos los que son pederastas,violadores y los que comienzan las guerras,también hay mujeres violadas en el portal de sus casas,acaso tampoco debieron estar allí?,tu tienes un problema en la cabeza, por desgracia tus prejuicios no tienen cura.

      Me gusta

    • las mujeres no tienen polla con la que provocarte una hemorragia interna. A lo mejor es que las mujeres violadoras son más del 50% de todos los casos y no nos habíamos enterado. Gracias por mostrarnos la luz. En momentos de luto como este es justo lo que necesitamos. El violador fue un tío.

      Me gusta

    • No conozco todavía el caso de una mujer que haya violado a alguien y lo haya dejado morir. Cuando no se te estremece hasta la última célula del cuerpo al saber de este hecho y la rabia te hace denunciar con fuerza el hecho y reconocer el profundo machismo que nos rodea del cual tu también está haciendo gala intentando disculpar al personaje monstruoso que ha sido capaz de semejante acción. Poe desgracia hay machismo en muchos hombres y menos mujeres. Mi mayor deseo es que no existiese cambiarlo por respeto, libertad y dignidad

      Le gusta a 1 persona

    • está hablando de un sistema, cuando defiendes el feminismo y atacas el patriarcado no estas diciendo que todas las mujeres sean buenas, estas hablando de un sistema, de un problema estructural. La violo. La violo pensando que culpa suya será si se tira en un parque después de tomar diazepan, esa mentalidad tan arraigada de que si te violan estando borracha culpa tuya es, es muy machista. Y se está hablando de esto. Hay cientos de casos semejantes, al revés, como dices, no sé cuantos habrán pero desde luego no la lacra que sufrimos. Dejemos de victimizar al hombre para culpar a las verdaderas víctimas como Sara, dejemos de usar el argumento hay mujeres malas, también hay personas de color malas y no se justifica el racismo. FIN YA.

      Me gusta

  4. Siento mucho dolor por la ausencia de tantas mujeres asesinadas cruelmente por bárbaros que creen que la mujer existe para su solaz.
    Cuando he visto la fotografía de Sara he sentido una tremenda indignación porque era muy joven y todavía le quedaba mucho tiempo que vivir, si ése malnacido no la hubiese encontrado en un momento en el que la niña era incapaz de darle dos buenas patadas en los huevos y matarlo en el acto, en defensa propia.
    Mujeres todas, amigas queridas, tenemos que seguir alzando nuestra voz contra estos asesinos crueles y protegernos unas a las otras hasta que el próximo Gobierno tome cartas en este problema y ponga en marcha soluciones.
    Desde aquí doy mi sentimiento de pesar a su familia y amigos.
    Yo conozco y sufro el gran dolor de haber perdido un hijo y sigo adelante a trancas y barrancas con la ayuda de los míos.
    Mucho ánimo y fuerza de corazón para soportar el dolor.
    Un fuerte abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s