El PSOE pudo librarnos del Paro y la precariedad en España y no lo hizo

Lo más doloroso de la situación de paro que atravesamos es que el partido socialista pudo evitarlo y no lo hizo.

Ésta historia se remonta a la época que muchos lláman “la década prodigiosa”, los años 90. La época en que Felipe González lideraba el Psoe con la vista puesta en Europa y se valía de sus contactos internacionales y del repunte económico del país para entrar en la Unión Económica Europea.

Pero claro, un cambio tan drástico en el modelo económico significaba encarar el reto de afrontar también profundos cambios en el modelo social. Por eso, antes de meternos en Europa y en Mastrich Felipe quiso conocer, a través del Centro Superior de Investigaciones Científicas, cómo iban a encarar los españoles el reto de Europa y qué perspectivas de futuro tendríamos dentro de este “nuevo marco común” en un escenario tan grande como es el continente europeo.

Para ésta tarea tan compleja, Felipe tiró de uno de los sociólogos más importantes de aquel momento: el norteamericano James Petras. De modo que en el 95 le dió “un telefonazo” y le hizo venir de Nueva York para afincarse por unos meses en Madrid y Barcelona y así poder estudiar cómo íbamos los españoles a encajar en la economía de mercado europea.

Tras aterrizar en España, Petras se dedicó a entrevistar a jóvenes estudiantes y trabajadores para elaborar un perfil así como a reunir información útil de los distintos agentes sociales como la oficina de empleo y el Instituto Nacional de Estadística.

Cuando James Petras terminó sus conclusiones presentó un informe, el que los internautas conocemos como “Informe Petras”, y lo presentó ante el gobierno. En el momento que la administración revisó sus conclusiones, el gobierno socialista pagó a Petras generosamente por su trabajo y guardaron el informe en un cajón.

El contenido del informe, que podéis leer aquí  dejaban al gobierno del PSOE en una situación incómoda, por lo que la respuesta socialista fue silenciar durante todo el tiempo que pudo su publicación.

El “informe Petras” decía y dice muchas cosas, pero sobre todo que nuestra sociedad no estaba preparada para unos cambios económicos, sociales y políticos tan drásticos como los que la entrada de España en la Unión Europea y el negocio del ladrillo auguraban. Pero el PSOE no hizo caso.

No hizo caso porque a una pequeña porción privilegiada del país no le interesaba un camino de creación de empleo basado en la innovación, lento pero seguro y sostenible; sino que para hacer fortuna y unirse a la “Champion League” de las economías necesitaban de un modelo basado en la inversión de dinero rápido en el ladrillo y en una cultura empresarial “del pelotazo” a costa de todo el futuro de una nación, de los españoles y de España.

El “informe Petras” dejaba bien claro ya en el año 95, con una precisión de notario, que un desarrollo económico acelerado nos conduciría a la situación en la que nos encontramos ahora. Y dejaba escritas advertencias muy contundentes y directas; como que mi generación (la nacida entre los 80 y 90) sería la primera generación de su historia que viviría peor que sus padres. Sería la primera, pero no la última. Advertía, además, que sin una voluntad política de cambio que se comprometiera a corregir ésta tendencia, aumentaría el paro estructural y el empleo fijo desaparecería para dar paso a uno precario y a tiempo parcial.

Y no se quedaba ahí, en su informe Petras señalaba que el origen de ésta nueva situación de paro y precariedad laboral estaría provocada por las políticas neoliberales implantadas por el gobierno socialista de Felipe González.

Éstas conclusiones suponen una fotografía bastante precisa del mercado de trabajo en España y la situación de los parados y trabajadores. Y fue la decisión del PSOE de implantar medidas neoliberales la que nos han conducido al empeoramiento de nuestra calidad de vida y al desastre.

Hoy Podemos decir que el PSOE pudo librarnos del Paro y la precariedad en España y no lo hizo.

 

20 de diciembre. Los peligros de vivir en Democracia

A pesar de ser un ideal en las cabezas de muchos, la democracia no deja de ser más que una forma de organización que nace fruto de la necesidad, de la experiencia humana en sociedad. La democracia, tal como la experimentamos hoy en día a través de fórmulas bipartidistas, ha dejado de ser sinónimo de evolución social y ya no posee la capacidad suficiente para impulsar el desarrollo hacia sociedades más emancipadas y mucho menos para facilitar el crecimiento personal de los individuos.

Vivimos en una sociedad que ha hecho de la democracia un fetiche; que sólo sirve para exaltar y adorar las ideas más populares y extendidas a través de los medios, conformando lo que conocemos comúnmente como “opinión pública”. Pero cuando funcionamos colectivamente como democracia, este mismo juicio mediocre se nombra así mismo árbitro de la justicia y norma de la rectitud, mientras que aquellos que poseen una opinión fundada basada en el conocimiento y la experiencia quedan silenciados por el ruido y su voz se diluye hasta caer a plomo en el vacío.

Es por eso que en las próximas elecciones, en un momento tan delicado y  sensible al cambio como el que estamos viviendo, debemos proceder despacio y elegir con esmero, pues los peligros de vivir en democracia son:

1. La glorificación de la mediocridad.
2. La elección de gobernantes viles e ignorantes.
3. El desconocimiento de los hechos primordiales de la evolución social.
4. El peligro del sufragio universal en manos de mayorías estultas e indolentes.
5. La esclavitud del individuo a la opinión pública. No siempre tiene razón la mayoría.

Pero como a grandes males existen grandes remedios, también hay diez pasos que aseguran siempre la evolución práctica y eficaz de cualquier gobierno representativo:

1. La libertad de la persona frente a la esclavitud, el avasallamiento y toda forma de cautiverio humano.

2. La educación; si no se educan a los pueblos libres la libertad termina haciendo más daño que bien.

3. El reinado de la ley. Porque la libertad del individuo termina donde empieza la de los demás. No se puede gozar de libertad sino cuando, de acuerdo con la ley fundamental reconocida, las promulgaciones legislativas reemplazan la voluntad y los caprichos de los gobernantes.

4. La libertad de expresión. El gobierno representativo es inconcebible sin libertad de todas las formas de expresión para las aspiraciones y opiniones humanas.

5. La seguridad de la propiedad. Ningún gobierno perdura mucho tiempo si no logra conceder el derecho de disfrutar de la propiedad personal en alguna forma. El hombre anhela el derecho de usar, controlar, conferir, vender, arrendar y legar su propiedad personal. Atentar contra el estado del derecho a la propiedad es atentar contra la propia democracia.

6. El derecho de petición. El gobierno representativo supone que el ciudadano tiene derecho a ser escuchado. El privilegio de petición es la prueba definitiva de que una ciudadanía es libre.

7. El derecho de gobernar. No basta con ser escuchado; la facultad de la petición ha de avanzar hasta la gestión misma del gobierno.

8. El sufragio universal. El gobierno representativo presupone un electorado universal, inteligente y eficiente. El carácter de este tipo de gobierno siempre será determinado por el carácter y la capacidad de los que lo componen. A medida que progrese la civilización, siempre que el sufragio sea universal para ambos sexos, será modificado, reagrupado y, de otro modo, diferenciado con efectividad.

9. El control de los funcionarios públicos. Ningún gobierno civil será duradero y efectivo sin que la ciudadanía disponga y se valga de técnicas prudentes para guiar y controlar a los titularizados y los funcionarios públicos.

10. La representación capaz e inteligente. La supervivencia de la democracia depende del éxito del gobierno representativo, lo cual está condicionado a la práctica de elegir para cargos públicos solamente a aquellos individuos que sean técnicamente capacitados, intelectualmente competentes, socialmente leales y moralmente aptos.

El gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo solo puede ser preservado en el tiempo únicamente mediante estas 10 disposiciones y terminará cayendo irremediablemente cuando comience a incumplirlas.

Lo que no te cuentan los de Ciudadanos

Dentro de un descontento como el que se vive ahora, nunca faltará quienes traten de utilizar el caos como una escalera para trepar por ella, sin importarles quiénes mueran en la caída. Éste es el caso de Albert Rivera.

Y es que en eso precisamente es en lo que consiste el caos y la parte conservadora de este país lo estaba viviendo con terror porque veía amenazado el statu quo, encargado de mantener las cosas como están y permitiéndoles vivir por encima de nuestras posibilidades, hasta que ha aparecido Ciudadanos.

Ahora ya no tienen de que preocuparse, “el bueno de Albert”, con esa mirada de yerno perfecto y mentón de eterno cuñado, se encargará por ellos de mantener las cosas como hasta ahora durante el mayor tiempo posible, aprovechándose de una ciudadanía agotada, vapuleada y confusa que sólo desea vivir en paz y que muchas veces no se entera de nada.

Lo que para unos es un país soleado, alegre y solidario lleno de posibilidades, para otros es una retorcida escalera humana por la que sólo se puede ascender a base de codazos o caer en el intento. Y por esa escalera es por la que trepan ahora los miembros de C’s.

Las opciones están bien claras: cambiar las cosas o dejarlas como están. Una decisión que muchos españoles no están preparados para tomar.

Quizás la falta de Podemos sea negar que no se puede cambiar un sistema sin destruirlo. Por desgracia, hay muchas personas que por mal que estén, se resisten a abandonar esta decadente forma de vida por que no conocen otra cosa.

Pero la falta de Ciudadanos y el resto de partidos tradicionales sin duda está en pretender ofrecer una agradable continuidad en un país que agoniza y que tiene ya a 13 millones de españoles viviendo entre la pobreza y la miseria.

Lo difícil ahora es convencer a toda esa gente que está deseando que los datos económicos (que ni siquiera entienden) mejoren para volver a hacer lo mismo que hacían antes. Para comprarse otro apartamento, para hacerse otro plan renove o ampliar la hipoteca para renovar la cocina.

Lo difícil va a ser que la ciudadanía tome consciencia de que esos tiempos, como aquellas golondrinas que jamás anidaron, ya no volverán y que la única forma de que muchos simplemente puedan vivir, es que los ricos empiecen a vivir más simplemente.

Lo que no te cuentan los de Ciudadanos es que en los malos tiempos no se puede gobernar para todos y hay que cortar el tocino más grueso para aquellos a los que defiendes y o estás con la minoría o con la mayoría.

Lo que no te cuentan los de Ciudadanos es con quiénes están.

Grecia se planta ante Europa para salvar la democracia

Tal y como habría hecho su antepasado Leónidas, un pequeño grupo valiente de helenos se han plantado frente a Europa para salvar la democracia y no caerán sin luchar. Había señales evidentes de que el NO de Tsipras triunfaría.

En Europa todavía no han entendido que lo que se vive en Grecia no son protestas, es una revolución. Tal y como pasa, pasará en otros muchos países del mundo. No se dejen llevar por sus gobiernos ni por sus medios de comunicación, ellos sólo tratan de permanecer a bordo del barco el mayor tiempo posible. Las encuestas que han circulado estos días hablaban de un empate técnico, pero ninguna había sido realizada por medios de referencia. Los Mass Media solo se han dedicado estas últimas semanas a insistir en los terribles perjuicios del No de Tsipras, tratando de infundir la mayooor cantidad de miedo posible en el Sur de Europa.

Mientras, en la calle, las manifestaciones por el NO fueron mucho más concurridas que las de sus oponentes, al tiempo que las cadenas de televisión europeas emitían todo el tiempo la falsa realidad de un país dividido o se dedicaban a machacar a críticas a los valientes que habían convocado el referéndum. Pero nada de eso les ha servido ni les ha impedido perder el referendum.

La derrota del Eurogrupo era inevitable, no solo porque la situación que atraviesa el pueblo griego es insostenible, ni tampoco porque el Eurogrupo defienda los intereses de una minoría, sino porque la dirección que han estado tomando en Europa es tan equivocada, que ninguno de ellos ha tenido el valor suficiente para plantarse en Grecia y dar la cara.

Mientras el OXI cobraba fuerza, ningún líder de la Unión Europea ha tenido los remachos suficientes para presentarse en suelo griego y apoyar el programa de reformas. Señal inequívoca de que al Eurogrupo el proyecto de Europa se les ha ido totalmente de las manos, más teniendo en cuenta que en anteriores elecciones griegas muchos líderes hicieron acto de presencia para respaldar a sus candidatos, y que desde cada país, las declaraciones de los diversos actores políticos de La Casta han sido a favor del SÍ en estos días: Pedro Sánchez, Mariano Rajoy, Albert Rivera, etc.

El No de grecia a las medidas del Eurogrupo es la lanza de Leónidas atravesando la cara de Jerjes, demostrando que los dioses sangran, que la torpe y egoista burocracia de Bruselas es demasiado incompetente para establecer un rumbo digno para Europa y que no son más que simples mortales.

¿Y por qué tanta espectación ante el referendum de Grecia, en qué nos afecta esto a nosotros? Por la reestructuración de la deuda. Grecia no puede hacer frente a su deuda, así como nosotros tampoco podemos pagar los 1,03 Billones con B de Barbate de deuda pública que tenemos encima. La diferencia está en que España al menos todavía puede costearse los intereses. El negocio del Banco Central Europeo de prestarnos inmensas cantidades de dinero reside en los intereses y mientras España vaya pagando, los mercados la seguirán financiando.

Pero esto no nos está ocurriendo solo a España o a Grecia: es que el mundo entero está saturado de crédito y no puede pagarse a si mismo lo que se debe. En ésta página podeis asomaros con mucho vértigo a las deudas de algunos de los países del mundo: http://www.nationaldebtclocks.org/#home

Ahora mismo, estamos viviendo en la ficción de que la deuda se va a pagar. Mientras nos vayamos creyendo eso seguiremos tirando; el problema surge cuando vayan apareciendo más casos como el de Grecia. La propuesta de Podemos de reestructurar es la única sensata. Y en el caso de Grecia hay otra posibilidad: convertir una parte de de la deuda griega en deuda perpetua, con lo cual los balances siguen equilibrados. Y es eso precisamente lo que propone Varoufakis, crear unos bonos vinculados al crecimiento del PIB. Cualquier otra medida es un sinsentido, sobre todo después de que la Troika al completo prometiera una quita cuando Atenas pusiera sobre la mesa alguna cuenta con superávit primario, lo que ya hizo el año pasado, y luego faltaran a su palabra.

Para cualquier especialista en economía cuya opinión no esté comprada por un partido politico, es inconcebible afrontar la deuda sin restructurarla, ya que en la situación actual ese movimiento es indispensable si se quiere recuperar algo de todo lo prestado. La respuesta del Eurogrupo y del Banco Central Europeo fue reveladora: obligó a los bancos griegos a cerrar cortándoles el grifo.

La burocracia de Bruselas ha actuado con maldad y de manera incompetente a muchos niveles. En el terreno económico han fracasado de una manera lamentable, lo mires por donde lo mires. Llevan cinco años imponiendo ultimatums a los griegos y lo único que han conseguido es agrabar la situación, rescate tras rescate. Además se han dictado medidas políticas y sociales ineficaces como los recortes y han insistido en ellas en contra de la realidad. Todo por no tocar los intereses de las élites privilegiadas.

Y mientras se sucede todo esto no debemos de olvidarnos de lo más importante: las personas. Se ha puesto a los griegos, al igual que a los Irlandeses, Italianos, Portugueses y Españoles en una situación en la que ya no tenmos nada que perder y si mucho que ganar plantando cara. Y por mucho que ladren y se lamenten del auge de partidos como Syriza y Podemos, han sido ellos mismos los que han provocado esta situación, colocándo a los ciudadanos en una situación de desamparo tal que los gobiernos y las instituciones europeas se han convertido en una banda organizada de usureros, de esos que vienen a cobrar todos los meses con independencia de cómo haya sido la cosecha.

Syriza está gobernando Grecia porque ninguno de los partidos del sistema supo plantar cara a unas formas de gestión irracionales e ineficaces que están perjudicando a los griegos y a los europeos. Y lo mismo va a ocurrrir en España. A dia de hoy, Podemos sigue siendo el único partido que ha manifestado una voluntad clara de romper con el clientelismo, la corrupción, la torpeza y la maldad que existe afincada en el gobierno y el europarlamento: cuyo motor no es otro que el total desprecio hacia la ciudadanía y los emprendedores. El colesterol de nuestra infartada democracia.

Que se preparen los persas porque ahí llegan los helenos.

Irene Villa: Más fuerte que el odio

“Agradezco enormemente el cariño y los miles de mensajes de apoyo a raíz de los chistes de la polémica del concejal de Cultura del Ayuntamiento de Madrid que se ha visto obligado a cesar en su cargo, aunque no piensa dejar su acta de concejal.

Sin embargo, con toda sinceridad, tengo que decir que jamás me sentí ofendida ni aludida por esos chistes que me consta que han hecho más daño a la dignidad de todo el país, que a los propios protagonistas. Lo que de verdad me duele en el alma son los insultos, amenazas que están sufriendo los propios políticos que, sin haber empezado apenas su labor, son ultrajados de una forma tan antihumanitaria, injusta e incluso demente, como: «Te mereces la guillotina y la horca».

Si resulta que ese cambio que tenía que generar ilusión, nuevos horizontes… lo que despierta es el odio, me temo que eso sí ha de preocuparnos. Todas esas críticas destructivas, exaltaciones de la ira y el rencor, sí que son denunciables, condenables y creo que todos tenemos que defender en bloque, como han hecho conmigo, a quienes han sido objeto de amenazas que nos hielan la sangre por su vileza, simplemente por el mero hecho de pertenecer a un partido político. Pero los chistes, francamente, son sólo eso, chistes con los que uno se puede reír o no. Y hay que tener presente que no hace daño el que quiere sino el que puede.

Lo que me hace sentir francamente satisfecha de toda esta polémica, es el cariño que, estoy completamente segura, es mucho más fuerte que el odio”.

Sigue En Directo el crecimiento de la deuda española. 1.600€ por segundo.

La deuda española es impagable. Debemos un Billón con B de Barbate y no para de crecer a razón de 50.000 millones al año por la corrupción y la mala gestión del PSOE, el PP y CIU. En este enlace podeis seguir de cerca como se va haciendo segundo a segundo más y más grande.

http://www.nationaldebtclocks.org/debtclock/spain

Marhuenda dijo a Tohil Delgado que su visión de la educación “Happy flower” estaba bien pero que no funciona

Las alternativas asustan a Marhuenda, pero ¿Por qué le dan miedo otros modelos escolares?

El modelo de escuela que tenemos ahora mismo es el Prusiano, implantado por “Catalina la Grande de Rusia”, hace más de 200 años. Fue durante la época del nacionalismo y la creación de los grandes estados cuando se creó la escuela: pública, de todos y gratuita; aunque suena de maravilla, en realidad no fue más que un caramelo envenenado para el pueblo. 

La escuela Prusiana está específicamente diseñada para crear ciudadanos productivos, mansos y obedientes. Diseñada para acostumbrar a la gente a amoldarse a horarios, espacios reducidos y labores monótonas. Por eso todos los chavales tienen que mirar al frente, a la pizarra y estar quietos y callados 6-7 horas al día durante 15 o 20 años. Eso no es aprendizaje, es una condena a 20 años de cárcel con régimen de libertad los fines de semana. Es homogeneizar el pensamiento y segmentar a la población convirtiéndonos en verdaderos “Robots”. Educar no es eso, educar es otra cosa. Sería más útil proporcionar materiales, en un aula abierta donde cada uno pudiera experimentar libremente, a su ritmo y por su cuenta para así descubrir cada uno sus propias fortalezas y potencialidades tal y como defiende Tohil Delgado.

Y todavía nos preguntamos por qué tenemos un 33% de fracaso escolar. Nuestras escuelas son fábricas de operarios o ¿por qué no decirlo? Cárceles, lugares llenos de barrotes y muros.  Celdas donde cada curso se repasan las mismas asignaturas, con los mismos contenidos y bajo el mismo formato. Realmente frustrante y totalmente innecesario.

Nuestra sociedad avanza a un ritmo al que la mayoría de los adultos no podemos seguir y nuestra única esperanza es permitir que los jóvenes nos lleven y guien hacia ese mañana mejor que casi podemos rozar con los dedos. No podrán hacerlo mientras continuen enjaulados en sus aulas, en sus casas y azotados por la precariedad y la crisis. Mientras se recorten sus becas y se limiten sus posibilidades

Los entornos sobre estructurados no son sanos, sólo son buenos para los que viven bien a costa de los estratos sociales, sin dar palo al agua y pretenden reclutar más hormiguitas para que no se les venga a bajo el chiringuito. Estas ideas progresistas que defiendemos de una educación alternativa no son irrealizables, no son utopías, ya hay en muchos lugares del mundo donde gente responsable, sensible y comprometida las aplica, con excelentes resultados:

https://www.youtube.com/watch?v=-1Y9OqSJKCc