El timo de la independencia de Cataluña

Desde este blog de Loqueescondelacrisis he tratado siempre de aportar una visión diferente de las cosas que nos ocurren, para ayudar a los usuarios de internet a separar “el grano de la paja” y que no tengan que dejarse guiar por el pensamiento unitario que ofrece la prensa y la TV estos días.

A finales de 2017, resulta imposible no opinar sobre el independentismo catalán y la reacción del gobierno y de una buena mayoría de España. Por eso voy a compartir como siempre otro punto de vista.

Los políticos de este país nos están volviendo a tomar el pelo, por enésima vez ya, con todo este asunto de “El procés catalán” y la independencia de Cataluña.

La realidad es que los Estados Unidos están movilizando su flota hacia el pacífico y abandonando Europa. Los países de la eurozona estamos cada día más y más afuera del paraguas de la OTAN. Y mientras los políticos nos llevan de un lado para otro como a marionetas con los nacionalismos (que no tienen futuro), ellos ya han llegado a acuerdos entre España, Francia, Alemania e Italia para crear un ejército común Europeo a través del “tratado de Lisboa”.

Lo que se pretende con esto, es ir sustituyendo a las fuerzas militares de la OTAN por un ejército común europeo. El acuerdo entre los 4 principales países de Europa (el nucleo duro) entre los que estamos nosotros, obliga al resto de países de la Unión a irse incorporando poco a poco para asegurar su seguridad.

Y los que estéis leyendo este artículo seguramente pensaréis: ¿Y qué tiene que ver todo esto con la independencia de Cataluña?

De lo que estoy hablando es de GeoEstrategia, algo de lo que hoy es completamente imposible librarse con la globalización. Los servicios de inteligencia esperan que en los próximos años el presupuesto militar de EE.UU se duplique y pase a ser de 500 millones a 1.100 millones anuales. China, por su parte, va multiplicar x5 también su presupuesto militar, así como La India y Rusia que lo harán x3. Todos tratando como sea de hacerse con el control militar de Asia, que es donde se mueve la pasta ahora.

A partir de este momento, Europa tendrá que sacarse sola las castañas del fuego. Un incremento del presupuesto militar supone un gran esfuerzo para todos los países de la Unión Europea. La única manera de equiparnos al resto del mundo no es otra que la unión militar, económica y social de todos los países de Europa.

Esto significa que la independencia de Cataluña es algo que no se va a permitir, menos siendo además una propuesta de un partido como CIU (ahora Junt Per Si) que no es ni más ni menos que la Burguesía catalana y no el pueblo catalán.

La burguesía no está realmente interesada en la independencia ni en el regionalismo. Cualquier burguesía, de Cataluña o cualquier parte del mundo, solo le interesa mantener sus privilegios. Es muy difícil mantener esos privilegios cuando los intereses militares, sociales y económicos son cada día más y más globales. Cuando tienes fábricas, servicios de distribución y venta en territorios que no controlas y cuando para hacer fluir el dinero necesitas mantener relaciones buenas y sólidas con tu entorno.

Todo este asunto del nacionalismo, el separatismo y la independencia de una región dentro de la UE tiene menos futuro que el video VHS. La independencia de Cataluña, al final, está condenada a ser flor de un verano y no es más que una cortina de humo para desviar la atención de la corrupción, el paro y los recortes que asolan a todo el país.

Los políticos de derechas están tratando de envolverse cada uno en su bandera para ocultar su enorme fracaso. CIU ha dejado 800.000 parados en Cataluña y el PP está repartiendo el empleo en jornadas de 20 horas semanales para bajar las cifras de paro como sea. Mientras, la gente como siempre, está picando como peces en un barril.

¿Llegará el día en que España despierte y deje de ser zarandeada por la clase política?

Anuncios

Ciencia ficción: ¿Realidad o fantasía?

Se cumplen años y están previstas secuelas de 2 de las películas más icónicas de la ciencia ficción. Una, por ser la más valorada y la otra, por estar considerada la peor por el público y la crítica: Blade Runner, que cumple 35 años y Starship troopers, que cumple 20.

¿Es justa esta valoración?
Hay que decir que mientras Ridley Scott apostaba en Blade Runner por dibujar una sociedad mixta, influenciada por la integración de Asia en el mundo occidental y donde la raíz del conflicto estaría entre el ser humano y la máquina; el siempre polémico Paul Verhoeven prefería en Starship Trooper mostrarnos una sociedad post-democrática, donde la tecnología nos ayudaría a encontrar una amenaza exterior y la fuerza militar sería la única baza capaz de mantener unida y en armonía a toda la humanidad tras el fracaso de las democracias y el “diálogo de civilizaciones”.

Quizás hoy, cuando vemos como crece la extrema derecha en toda Europa y cómo la gente busca enemigos fuera a quiénes culpar de todos sus males, podamos decir que la visión de Paul Verhoeven en Starship trooper es la que más se próxima a la realidad. Pero al mismo tiempo, el foro internacional de Davos anuncia la 4ª revolución industrial y cómo la revolución tecnológica del gigante asiático amenaza con hacer desaparecer a la clase trabajadora y llevarnos hacia el transhumanismo, haciendo que la visión de Blade Runner se haga realidad.

A pesar de ser opuestas, las dos películas comparten una cosa: Una visión pesimista y oscura sobre el futuro. Algo que parecen tener en común con todas las obras de ciencia ficción actuales. Los ejemplos son infinitos: Charlie Brooker (Black Mirror) James Cameron (Terminator), las hermanas wachowski (Matrix) o George Orwell (1984) entre muchos.

¿Es que la ciencia ficción siempre ha buscado imaginar el peor de los finales posibles?

La ciencia ficción apareció con la primera revolución industrial. Los autores H. G. Wells, Julio Verne, A. Merritt, H. Rider Haggard fueron los primeros en preocuparse por la ciencia y la tecnología. De sus ensayos nació la ciencia-ficción. Sin embargo sus novelas se publicaban y exponían junto a las de el resto de autores contemporáneos como Virgina Woolf o Joseph Conrad. Pero ya existía una clara diferencia entre la ciencia-ficción/fantasía, y el resto de la literatura.

“La máquina del tiempo”, “La guerra de los mundos” y “El hombre invisible”, todas novelas de H. G. Wells, eran completamente distintas entre sí, pero compartían la pasión por la ciencia. Todos los escritores se inspiraban en Julio Verne, que también escribía sobre avances científicos: El submarino, la exploración espacial, etc.

Pero Verne no parecía encontrar nunca peligros o matices oscuros en la ciencia y la tecnología. Sus novelas trataban más sobre las maravillas que podrían ser descubiertas más allá de lo desconocido. Como en “Viaje al centro de la Tierra”, que incluía fantasías sobre las ruinas de la Atlántida o dinosaurios que habían sobrevivido en las entrañas de la Tierra. No había en sus novelas ni pizca de miedo a la revolución industrial y científica.

H. G Wells era mucho más sofisticado que Verne a la hora de escribir sobre las posibles consecuencias de los avances científicos. Aunque sus historias de ficción y fantasía tenían puntos de partida parecidos a las de Julio Verne, al final siempre se resolvían de manera inesperada. De esta forma, Wells fue el primero en señalar que el desarrollo de la ciencia podía tener resultados impredecibles.

Por ejemplo, mientras Willy Fog daba “La vuelta al mundo en ochenta días” y nos enseñaba inocentemente monumentos y maravillas del mundo, sin saberlo viajaba hacia el Este. Al final esa decisión le permite ganar la apuesta por ahorrarse un día entero al cruzar las franjas horarias en sentido opuesto. Lo mismo pasa cuando Wells hace que a los invasores de Marte en “La guerra de los mundos” les acaben matando los microbios de un resfriado común.

H.G. Wells nos demuestra así que los grandes acontecimientos pueden verse alterados por principios científicos de lo más básicos e inesperados. Así, cuando los lectores llegábamos al final de sus novelas, se restauraba nuestra fe en el orden y la justicia del universo, ya que serían estos pequeños detalles a los que no damos importancia los que al final nos salven.

Luego nació “el género comercial de la Ciencia Ficción” y aparecieron las estanterías y librerías especializadas. Entonces los autores empezaron a brotar y brotar como si no hubiera un mañana y con ellos llegaron las editoriales y las revistas. Entonces el amor a la ciencia comenzó a tener que compartir espacio con el género de fantasía. Novelas como “La cara en el abismo”, de A. Merritt, o “Ella”, de H. Rider Haggard, que nada tienen en común con Julio Verne o H.G Wells, contaban historias imaginarias sobre viajeros más allá del mundo conocido, mujeres fatales, hombres lagarto, etc. con más fantasía que ciencia.

Y es que si por algo se define la ciencia-ficción es por contar historias que van más allá de la realidad conocida. Y aunque muchas de esas obras parecen haberse aliado con el tiempo para hacerse realidad: como la vuelta al mundo, los viajes espaciales o los submarinos; no debemos olvidar que son ficción, una farsa y que sus autores, al menos los clásicos, nunca pretendieron predecir el futuro, sino soñar en voz alta y entretenernos.

No estaría justificado entonces nuestro miedo a caminar hacia futuros caducados como los descritos en la novela 1984 de Orwell o en la serie inglesa Black Mirror. Pero lo cierto es que nuestro mundo cada día va más rápido. Los cambios generan más cambios (algunos negativos: <<el cambio climático, la lucha por los recursos, la superpoblación, el desempleo…>>) y eso nos llena de incertidumbre y miedo.

La ciencia ficción de hoy sabe como aprovechar eso para la venta de libros, series y películas. Alimentan nuestros temores más profundos. Generan una situación de morbo en la que intentan que nuestra curiosidad traspase la barrera del horror.

También juegan con la psicología, dónde nuestra actitud hacia lo desconocido resulta clave en la forma en que elegimos cuáles son las historias que nos importan y que queremos ver. Porque si lo que leemos o vemos en una pantalla nos resulta demasiado familiar, se convierte en aburrido; pero si resulta demasiado poco creíble, aterrador o irreconocible, lo acabamos rechazando.

Lo ideal es un poco de extrañeza, pero no demasiada. La ciencia ficción se dirige ahora a un público que quiere enfrentarse a lo extraño, un público que quiere pasar su tiempo viviendo en mundos que definitivamente no sean como el suyo, pero que representen realidades que puedan estar a la vuelta de la esquina.

Porque tal como dijo Albert Einstein, el miedo que el ser humano siente por el futuro es a verse superado por la tecnología, y en su subconsciente sabe que el día en que la tecnología sobrepase nuestra humanidad el mundo estará perdido.

Las agresiones a mujeres son delitos de Odio.

El aumento de asesinatos y agresiones hacia la mujer no está causado por el azar. Está relacionado con el proceso de liberación de la mujer y por tanto debería de considerarse como delito de odio.
La raíz de este problema es que existe un statu quo en nuestra sociedad y cuando éste se siente amenazado por los cambios reacciona con violencia y odio.
Desgraciadamente esto no es la primera vez que ocurre en occidente. Después de que Lincoln liberase a los esclavos, los estados del sur aprobaron una enorme variedad de leyes para discriminar a los negros que no tardaron en extenderse por todo el país. La opresión llegó a tal punto que a comienzos del siglo XX la discriminación y el racismo habían llegado a Nueva York. Y como ahora, en aquel entonces la opresión también tenía raíces políticas.
Cuando se construyó Manhattan y toda la zona junto al Hudson el alcalde de aquel entonces, Robert Moses, autorizó a construir 170 puentes que eran demasiado bajos para los autobuses. El sabía que lo único que tenía la gente de color para moverse eran los autobuses y no quería que los pobres, en especial los pobres de color, llegaran hasta allí. Así que además de impedir el acceso por los puentes, aprobó una ley que prohibía el paso de autobuses por las grandes avenidas. Cuando se le preguntó en relación a este tema, Moses dijo: “Siempre se pueden cambiar las leyes, pero es muy difícil tirar un puente una vez que se ha construido”.
Nos toca a todas y todos derribar los puentes que se han tendido sobre el odio a la mujer.

Si existe vida inteligente ¿Por qué no se pone en contacto con La Tierra?

Los recientes y anti-naturales cambios de luminosidad en la estrella KIC 8462852 o “estrella de Tabby” han traído de nuevo a las conversaciones la pregunta que da título a este post: si existe vida ahí fuera, ¿por qué no contactan con nosotros?

Para responder a esta pregunta, conviene repasar lo que sabemos a cerca de la vida inteligente en el universo:

La Ecuación de Drake:

El primero en pensar que podía haber vida ahí fuera fue Frank Drake en 1961, presidente del proyecto SETI (en inglés: Search for ExtraTerrestrial Intelligence). El tipo hizo un cálculo matemático sencillo para estimar cuántas civilizaciones hay ahí fuera, y con esto empezó todo. La fórmula es la siguiente:

N = R × Fp × Ne × Fl × Fi × Fc × L

Donde N es el nº de civilizaciones inteligentes que podrían comunicarse con nosotros y depende de:

R ritmo de formación de estrellas como la nuestra

Fp fracción de esas estrellas con planetas

Ne nº de planetas orbitando a una distancia adecuada de su estrella

Fl fracción de esos planetas donde hay vida

Fi fracción de esos planetas con vida donde hay inteligencia

Fc fracción de planetas inteligentes capaces de comunicarse

L Lapso de tiempo que dedican a intentar comunicarse

Y bueno, aunque esta fórmula tiene muchas variables y pudiera parecer a simple vista que el resultado iba a ser pequeño, resulta que hay tantas estrellas en el cielo, que sólo en nuestra galaxia salen como unas 10.000 posibles civilizaciones.

Esto nos lleva de vuelta a la pregunta inicial, ¿Si hay tanta vida ahí fuera, por qué no se comunican con nosotros? El primero en hacerse esta pregunta fue Fermi, planteando lo que se conoce como:

La paradoja de Fermi

La paradoja de Fermi es la aparente contradicción que hay entre las estimaciones de vida inteligente ahí fuera y la ausencia de evidencias sobre dichas civilizaciones.

Son muchos los que han intentado responder a esta pregunta y muchas las teorías al respecto: que si ya se han puesto en contacto con nosotros pero el gobierno lo encubre, que si estuvieron aquí pero nosotros aún no existíamos, etc. Hay tantas teorías como gustos y colores.

Para poder lanzar una hipótesis válida, hacía falta afinar más. Era necesario pensar en qué tipo de mensajero o visitante estábamos esperando. Y entonces llegó Nikolai Kardashov y propuso su teoría.

La escala de Kardashov

La escala de Kardashov es un modo de medir el grado de evolución de una civilización y se divide en categorías. Las de tipo I son aquellas que han dominado tanto el habitat como los recursos y la energía de su propio planeta, llegado a un equilibrio. Las de tipo II se han expandido por todo su sistema solar y las de tipo III lo han hecho ya por toda su galaxia.

Y aquí es donde la cosa se pone interesante, ya que los humanos actualmente ni siquiera hemos llegado a alcanzar el tipo I. Nosotros explotamos los recursos y obtenemos energía sí, pero nuestra economía no está en equilibrio y nuestra tecnología aún no ha conseguido un desarrollo sostenible. Los científicos estiman que en el 2017 nuestro nivel de desarrollo en la escala Kardashov es de 0,72.

Si has leído hasta aquí, ya habrás deducido que para que una civilización alienígena contacte con nosotros tiene que estar forzosamente al menos entre el Tipo II y el tipo III de la escala Kardashov. Es decir, debe haber dominado su sistema solar y estar explorando la galaxia.

Una civilización en este status usaría su sol como fuente de energía y a partir de ahí comenzaría a colonizar y expandirse hacia otras estrellas. Aquí es donde entra en juego la estrella de Tabby.

Tabby es una estrella en la constelación de Cygnus y Lyra, a 1500 años luz de distancia de nosotros. En septiembre de 2015 su brillo empezó a variar. Normalmente los astrónomos usan las fluctuaciones en el brillo de una estrella para detectar sus planetas, llevan tiempo haciéndolo, pero Tabby presenta cambios de luminosidad excepcionales. Los cambios en la luz observada parecen provenir de un objeto de gran masa orbitando la estrella en formación cerrada, los cuales sugiere que podría tratarse de una megaestructura extraterrestre. Con esta hipótesis llegamos al último pensador, Dyson.

La Esfera de Dyson

Una esfera de Dyson es una inmensa cubierta esférica que se coloca alrededor de una estrella y que permite a una civilización avanzada aprovechar al máximo la energía de su sol. hipotésis propuesta por el físico Freeman Dyson.

El pasado viernes, 19 de mayo de 2017, se detectó una nueva caída en la luminosidad de  Tabby de un 3%, desde el Observatorio Fairborn de Arizona, proporcionándonos lo que podría considerarse como el primer indicio real de una civilización extraterrestre inteligente con un grado de desarrollo superior al nuestro.

Pero si esto es así, ¿Por qué no contactan con nosotros?

Y la respuesta es esta:

Los seres humanos aún no estamos lo suficientemente evolucionados para ser contactados. Somos una especie violenta. Pero no violentos de un modo individual, sino violentos en un sentido global. Nuestra sociedad, nuestra economía y nuestra política es violenta. Explotamos sin moderación nuestro planeta, nos explotamos entre nosotros mismos y hacemos la guerra.

Si un diplomático de una civilización extraterrestre aterrizara hoy en nuestro planeta, tendría que hacer una ofrenda de paz para demostrar que viene de buena fe. Al hacer esto, estaría entregándonos tecnología y es algo que no harán hasta que rebajemos nuestro nivel de violencia; de lo contrario sería como entregar un arma a un niño.

Hasta que no lleguemos a un equilibrio sostenible con nuestro planeta y a un grado aceptable de paz y entendimiento entre nuestros hermanos, no estaremos preparados para recibir tecnología exterior. Y mientras que no podamos recibir tecnología exterior ningún diplomático va a ponerse en contacto directo con nosotros.

Por eso es que la vida inteligente no se comunica con la tierra.

Mi predicción para el futuro de este país

De corazón pienso que el tiempo para una revolución ha terminado. Fue posible, entre 2011 y 2015. 4 años muy movidos de escándalos y conciencia social que ya han pasado y que nunca volverán.

La televisión ha ayudado a detener un cambio progresista en nuestro país usando altas dosis de miedo. Miedo al fracaso como el de Grecia y al desastre como el de Venezuela. Por lo que el fenómeno de Pablo Iglesias y Podemos ha sido neutralizado con éxito.

Además la campaña del miedo no solo ha conseguido frenar a las mareas, sino también reunir a la derecha, reorganizarla y fortalecerla como nunca hubiéramos imaginado tras un periodo de verdadera infamia (porque no se me ocurre otra palabra más fuerte) mientras que la izquierda se divide en un pedazo más, naciendo nuevas y poderosas diferencias insalvables entre sus filas.

Ahora lo que viene entre 2017 y 2021 es una etapa donde los poderosos tendrán que ir pensando en cómo van a evitar la sublevación nacional, de una nación (castigada y empobrecida) cuyo horizonte está teñido de miedo y gris desesperanza. Una nación que acabará en los brazos del primer movimiento populista de derechas que surja, (como ya está pasando en otros países) y que prometa devolvernos nuestro glorioso pasado. (un Podemos de derechas)

Porque el problema de bloquear el cambio progresista en un país que va mal es que tras una revolución fracasada lo que le sigue es la reacción. Y la reacción, con sus reaccionarios, no entiende de fracasos o de encuestas, de dilemas morales o campañas del miedo. La reacción es la reacción y sólo puede ser aplacada con violencia.

Y al final la violencia es la única que va a ganar, como ya lo hizo durante la inquisición, el 2 de Mayo o la guerra civil. Triunfa la violencia, sí; la de los unos o la de los otros, pero llegados a este punto ¿qué más da? poco me importa cuál bando salga victorioso. Ya no deseo seguir viviendo en este país, pero me veo obligado a hacerlo por las circunstancias, siendo un extranjero en mi propia tierra.

Tal vez siempre lo fui y seguramente siempre lo seré. Os deseo de corazón mucha suerte, (todos la vamos a necesitar) porque en los tiempos que nos ha tocado vivir, aunque vivamos rodeados de personas, estamos muy solos y vamos camino de vivir en un país ignorante, violento y empobrecido.

Ciudadanos financiado por contratistas militares americanos

Empresarios vinculados a la CIA financiaron al partido de Albert Rivera para que la marca ‘Libertas’ presente en las pasadas elecciones europeas se sumara a Ciudadanos. Libertas estaba encabezada por Miquel Durán, actual abogado de Gürtel y la persona de mayor confianza de Luis Bárcenas.

Se estima que entre 2 y 3 millones de euros se pusieron sobre la mesa para que Albert Rivera aceptase en 2008 vender su marca Ciudadanos al grupo “Libertas”, diseñada y puesta en marcha por un lobby antieuropeo, compuesto por organizaciones de extrema derecha y con el respaldo de la CIA y sus empresas contratistas militares asociadas en los Estados Unidos.

El objetivo verdadero del partido no es otro que acabar con el Tratado de Lisboa desde dentro de las instituciones de la Unión Europea e impedir que la UE tenga algún día Ejército propio sin depender de la OTAN.

Sin embargo, mientras ocurre todo esto los medios de comunicación controlados por la derecha insisten una y otra vez en repetir que partidos españoles formados por las mareas ciudadanas quieren convertir el mar mediterraneo en el Caribe e instaurar una dictadura comunista Venezolana simplemente porque nos oponemos firmemente a las maniobras políticas de los EE.UU

Si bien es cierto que la democracia conseguida en España tiene grandes deficiencias ahora más que nunca es importante que los españoles podamos entre todos decidir qué rumbo queremos tomar sin que ninguna potencia extranjera tenga que meter las zarpas.

Si Ciudadanos sale elegido este 20 de diciembre es obvio que bajo la tutela americana se impulsarán cambios en el modelo territorial que convertirán nuestro modelo autonómico en un modelo de distritos como el que existe en los EE.UU. y en principio es una opción con la que podría estar de acuerdo pero si dejamos que sean los americanos los que lideren el cambio en nuestro país en lugar de hacerlo nosotros mismos será a costa de pagar un alto precio: a costa de aceptar el TTIP y de apoyar las guerras e invasiones americanas a través del mediterraneo poniéndonos en grave peligro sin necesidad.

No debemos olvidar que américa del norte se ha convertido en una verdadera especialista en reventar países desde dentro y promoviendo conflictos armados. Si deciden tomar partido en nuestra transición será solo para tratar de permanecer a la cabeza de occidente el mayor tiempo posible y no dudarán ni un instante en hacernos saltar por los aires a las primeras de cambio si es necesario. Con toda probabilidad antes o después nos conducirán a una guerra contra los musulmanes y suministrarán armas a ambas partes, nos aniquilaran,  enfrentándonos a cualquier otra cultura distinta a la nuestra con la que vean que pueden hacerlo con facilidad.

Para los americanos la guerra es un juego, el juego de los recursos. No se fíen de Estados Unidos, no es la primera vez que destrozan los sueños de países en su propio beneficio. Presidentes y altos cargos por todo el mundo han muerto por no bailarles el agua a EE.UU:

Presidente de Iran – Mohammad Mossadegh apodado “La esperanza de la democracia” hombre del año en la revista Time introdujo en su programa electoral que las empresas petroleras americanas debian de pagar al pueblo Iraní por las extracciones. Fue derrocado y remplazado por el Chá, golpista apoyado por los EE.UU y sus petrodólares. Muerte por cáncer.

Presidente de Guatemala – Arbenz quería echar a las multinacionales fruteras norteamericanas de su pais, su lema “le devolveremos la tierra a la gente” derrocado por un golpe de Estado dirigido por el gobierno de Estados Unidos, con el patrocinio de la United Fruit Company y ejecutado por la CIA mediante la operación PBSUCCESS

Presidente de Ecuador, Jaime Roldós “los recursos de ecuador servirán para ayudar a la gente” Accidente de avión. Los testigos: complicados en un accidente de tráfico.

Presidente de Panamá- Omar Torrijos “no persigo el dinero, persigo que mi país sea tratado justamente y restructurar su deuda” Su avión se estrella 6 meses después que el de Jaime Roldós.

Ex presidente de Brasil – Lula da silva, cáncer de laringe

Presidenta de Brasil – Dilma Rousseff, cáncer linfático.

Presidente de Argentina – Muere súbitamente de un fallo cardíaco.

Presidenta de Argentina – Cristina Fernández de Kirchner, cáncer de tiroides.

Subsecretario de comercio argentino – Iván Heyn, se “suicida” en el hotel durante la reunión del Mercosur.

Presidente Paraguay – Fernando Lugo, cáncer linfático.

Presidente de Venezuela – Hugo Chávez, cáncer en todo el cuerpo

El país más terrorista del mundo se llama Estados Unidos, y tienen sus bases en España. ¡Despierten! abandonen el dominio fascista.

Por qué decimos que no nos representan

En España, cuando hemos salido a la calle a exigir dignidad y más democracia lo hemos hecho bajo el lema “No nos representan” y muchas personas no lo han entendido.

¿Por qué decimos que no nos representan?

Porque España ahora mismo no es una democracia representativa. Los electores españoles solamente votamos al partido, pero las listas con los candidatos son hechas a dedo.

Esto solo pasa en España, no ocurre así en países como los Estados Unidos, donde sus cámaras, tanto el parlamento como el senado, están formadas por representantes que deben de dar la cara luego en su distrito.

Si os fijais, en el movimiento ciudadano americano no nos encontramos con este problema. Ellos no gritan “No nos representan”, en sus pancartas se lee “Ocupar Wall Street” ya que consideran que la codicia de la bolsa es lo que ha llevado a muchos norteamericanos a la quiebra y los desahucios, pero en ningún caso están descontentos con la política estadounidense ya que allí los candidatos sí que representan la voluntad popular.

g-cvr-120915-occupy-makely-02.photoblog600

Tal es así, que en américa del norte continuamente se dan situaciones que aquí serían impensables, Por ejemplo: el pasado mes de mayo, Barak Obama hizo una propuesta en ambas cámaras, tanto en el parlamento como en el senado, para llegar a acuerdos de libre comercio con el partido republicano y los senadores de su partido bloquearon las propuestas comerciales del presidente Barack Obama.

En esta imagen del 8 de mayo de 2015, el presidente Barack Obama habla en las instalaciones de Nike en Beaverton, Oregon.El martes 12 de mayo de 2015, los senadores demócratas bloquearon las propuestas comerciales de Obama. (Foto AP/Don Ryan)

Más tarde lo volvió a intentar en la Cámara de Representantes del parlamento y también fue incapaz de hacer que una de sus prioridades saliera adelante ante una fuerte oposición por parte de miembros de su propio partido. ¿Os imagináis algo así en España? Aquí resulta impensable que Mariano Rajoy haga una proposición de ley y que encuentre oposición en si quiera uno solo de los miembros de la cámara de su partido. ¿Y por qué?

Muy fácil, porque a los miembros del parlamento del Partido Popular no los ha puesto la gente, los han puesto desde dentro del Pp. Por tanto no tienen que rendir cuentas ante los ciudadanos, solamente tienen que rendir cuentas a los jefes de su partido y es por eso que decimos que No nos representan.

En Estados Unidos la democracia funciona y es representativa porque cada miembro de la Cámara de Representantes representa a un distrito del Congreso para un mandato de dos años. Los lugares dentro de la cámara se distribuyen entre los estados según su población cada diez años. Y los representantes están obligados a volver cada semana a su distrito a dar la cara y también explicaciónes. Si no convencen o no cumplen su palabra son destituidos.

En España los militantes de partidos politicos saben que deben hacer cualquier cosa para aparecer en los primeros puestos de las listas, porque saben que si son colocados más abajo sus posibilidades de salir elegidos son nulas. De modo que hacen lo que haga falta por satisfacer a los cabezas de lista y el único compromiso que tienen con la gente es el de quedar bien ante las cámaras y en los mítines.

Sin ir más lejos, este año el Pp nacional ha dado luz verde a las listas a la Comunidad de Madrid. Han decidido que el ‘número 2’ de Aguirre será el coordiandor regional y portavoz en la Asamblea, Íñigo Henríquez de Luna. Asimismo, Cifuentes ha puesto como su segundo al presidente del Pleno municipal y portavoz de su candidatura, Ángel Garrido.

espefuentes

“Siempre hay personas que se han quedado por el camino” ha alegado Esperanza Aguirre. “Me hubiese gustado incorporar alguna persona, pero cuando la lista no la hace uno…”, precisó. Eso sí, Cifuentes se puso el traje institucional y aseguró que es un lista que “apoya”, “que me siento muy a gusto. Van a trabajar con toda la intensidad”. Desde la candidatura insistieron en esta idea y en que “no ha habido imposiciones”, que “Cifuentes ha aceptado la lista” y que si no hubiese sido así, “no la habría dado el visto bueno”.

Así que ya sabeis porqué decimos que no nos representan. La representatividad es uno de los 3 pilares básicos de la democracia real. Otros son la igualdad de todos los ciudadanos ante la justicia y la separación de poderes y en nuestro país no se da ninguna de las tres. Es necesario un proceso constituyente porque No nos representan, de modo que podemos decir sin que se nos caigan los anillos que en España no hay democracia, en todo caso es una partitocracia o oligarquía de partidos.