A los que no creen en Podemos, ¡Échense a un lado!

A los que no creen en Podemos, decirles sólamente que ahora es nuestro momento, déjennos hacer. Los otros no están haciendo política para la ciudadanía. ¡Échense a un lado!

Es muy duro y dificil construir algo nuevo. Son muchas las personas que venian a traer buenas y nuevas brisas de cambio y que fueron tragadas por la historia, no por que fueran buenas sino porque eran nuevas. ¡Échense a un lado!

Un castillito de arena levantado por la mano de un niño con sus torres y alcobas tarda horas en ser construido y basta una mala patada para echarlo a bajo. ¡Échense a un lado!

Si no van a trabajar por mejorar la situación actual, al menos ahórrennos los chismorreos de mala cuna. No más espontáneos reclamando 5 minutos de gloria, no más cuentos ni cuentas. ¡Échense a un lado!

Un poco de tolerancia y sobre todo mucho respeto por los familiares, amigos, vecinos y vecinas que estamos trabajando duro para traerles un mañana mejor y en muchos casos, un lugar al que poder regresar. ¡Échense a un lado!

No queremos nada, ni reconocimientos, ni cargos de por vida, tan siquiera una palabra cálida de sus labios, pero si no van a poner su hombro para traernos un país decente y justo para nosotros y nuestros hijos e hijas, ¡Échense a un lado!

No es un improperio, tampoco les estoy diciendo que sobren, como un paramédico que trata de salvar vidas, solo les ruego que sino pueden, si no quieren o no saben ayudar ¡Échense a un lado!.

Tratamos de salvar vidas. Esas a las que el estado ya había dado por perdidas, pero que a nosotros sí nos importan. Los enfermos de hepatitis C, las personas con discapacidad, los parados, nuestros mayores, aquellos que ya no tienen fuerzas suficientes para valerse por si solos, porque nunca guardaron nada para sí y también la de nuestros mejores jóvenes, que colman las puertas de salida de los aeropuertos.

Por favor, sino van a aportar ilusión ¡Échense a un lado!

Anuncios

Así suena El TIC-TAC de Podemos

Cuando las entrevistas de trabajo se convierten en yincanas por alcanzar un billete de 50 €.

Cuando violan a una chica, los culpables son recibidos como héroes y el juicio se lo hacen a ella.

Cuando los ancianos son forzados a trabajar y los jóvenes se marchitan en sus casas o se marchan.

Cuando la obediencia, la sumisión y las redes de contactos superan a la igualdad el mérito y la capacidad.

Cuando la policía te apalea en lugar de defenderte.

Cuando el sentido común empieza a ser el menor común de los sentidos.

Cuando los valores éticos son sustituidos por los bursátiles y la lealtad, el honor y el valor ya no significan nada.

Cuando la religión viola, mata y oculta en lugar de mostrar a dios.

Cuando el matrimonio se tergiversa en una batalla campal de sexos.

Cuando los representantes sociales se emancipan y persiguen sus propios intereses.

Cuando conocer la verdad ya resulta insuficiente y no mueve a la desobediencia civil.

Sabes que lo que queda es hacerles oir a la Casta política de este país el TIC-TAC de Podemos