El mayor ¡Zas, en toda la boca!

El mayor ¡Zas, en toda la boca! no lo dará Sheldon Cooper, ni Peter Griffing, el mayor ¡Zas, en toda la boca! no nos lo estampará Miki Nadal o Risto Mejide, tampoco aquel chico o aquella chica al que quisiste invitar a café y pasó de ti como sino hubiera un mañana. Ni serán las uvas de Canal Sur o Pablo Iglesias a Eduardo Inda.

El mayor ¡Zas, en toda la boca! nos lo dará el Planeta, cuando un día salgas de casa con el deposito del coche en reserva, vayas a echar gasolina y la gasolinera esté cerrada, sin previsión de volver a abrir.

Porque el petróleo se acaba.

Se lo que más de uno y de una estará pensando ¡Pero si acaba de bajar el precio!. Ay, alma cándida. El precio ha caido porque se ha destruido la demanda, la de Rusia concretamente.

La “producción” de petroleo ha caído más de 9 millones de galones en los últimos años, lo que significa que no hay vuelta atrás. No hay yacimientos nuevos importantes como para aumentar la producción y de ahora en adelante cada vez habrá menos petroleo a repartir entre todos. Lo cual es un marrón ya que:

¡TODO ESTÁ HECHO DE PETROLEO! ¿gasolinas? petroleo, ¿electricidad? petroleo, ¿plástico? petroleo. ¿fertilizantes? petroleo, ¿pesticidas? petroleo, ¿tu cepillo de dientes? petroleo. ¿tu pasta de dientes? petroleo, móviles, embalages, vehículos, tubos, desagües, aislantes, neumáticos, microprocesadores, placas-base, relojes, alarmas, televisores, ordenadores, neveras y podría seguir así hasta acabar el servicio militar, como el compañero de Forrest Gump o hasta sacarme una plaza de notario en Madrid.

Además, las pocas cosas que no están hechas de petroleo, como el acero o nuestros alimentos; consumen toneladas de petroleo en su fabricación, distribución y transporte. ¡JODER, TODO!.

Llegados a este punto, también habrá quien diga: ¡Bueno, cuando se acabe el petróleo sacarán los coches eléctricos y ya está, tema resuelto!.

Amigo mio, actualmente hay más de 1.100 millones de vehículos en circulación. Para sustituirlos por eléctricos habría que producir 1.100 millones de vehículos eléctricos y no van a poder fabricarse ya que no hay suficiente petroleo.

Vayan olvídándose del capitalismo. ¿Tienen algún billete ahora mismo en su cartera? Sáquenlo. ¿De cuánto es, de 10, de 20, de 50? ¿Les parece que tenga mucho valor? Un billete solo tiene valor si hay una energía detrás que lo respalde. Esos 20 euros que tienes en la mano, valen 20 porque puedes emplearlos en invertir o comprar productos derivados del petroleo como equivalente a su fuerza de trabajo. No son euros, son petro-euros o petro-dólares.

Vas a currar, te dan tu paguita y con esa paguita llenas el coche, vas al Mercadona y compras tus productos transportados y envasados con petroleo a los que se les ha fijado un precio. ¿Pero si no hay petroleo? Entonces lo que tienes entre las manos es un pedazo de papel con una tira brillante realmente muy bonita. ¿Sabes cuanto dinero físico y electrónico hay en el mundo ahora mismo, contando con los números que bailan en las bolsas? 700 trillones de $.Si cada vez hay menos petroleo, esos 700 trillones se están devaluando mientras lees esto, mientras duermes, mientras hablas…

Siento aguarte la fiesta, pero el petróleo se acaba, y pronto tu dinero no valdrá nada. Compra oro, vete a un pueblo abandonado, planta patatas y aprende a cultivar y practicar la medicina natural. Será tu mejor inversión de futuro.

¿De verdad creyeron que podríamos mantener este ritmo de crecimiento por siempre con 7.000 millones de personas sobre el planeta? ¿No sabeis lo que es una campana de Gaus? Es como mirar una placa de Petri. Después de una increible explosión de vida; provocada por el depósito de nutrientes y las condiciones cálidas, los suministros se acaban y las bacterias se mueren. Las bacterias en este caso somos nosotros.

Lo que se vive en Grecia no son protestas, es una revolución. Tal y como pasa en otros muchos países del mundo. No se dejen llevar por sus gobiernos ni sus medios de comunicación. Ellos tratan de permanecer a bordo del barco el mayor tiempo posible, les harán saltar por la borda a las primeras de cambio, les aniquilaran, les llevarán a una guerra contra los musulmanes, contra cualquier otra cultura distinta a la nuestra con la que vean que pueden enfrentarles con facilidad para diezmar a la población. Hay demasiada gente.

Por supuesto los que votan al Pp o al Psoe y tratan de ahorrar ceros en su cuenta corriente, pagando un piso de 55 metros cuadrados en el centro de una urbe están muy jodidos y a muchos niveles. A nivel material y mental. En 30 años habrán terminado de pagar un pedacito de nada en un parámo desértico. Las ciudades serán abandonadas.

China acaba de subirse al carro del consumismo capitalista desquiciante y son 1.100 millones de chinos, en serio ¿Creen que la leche sale del brick?¿cuanto vamos a tardar en quedarnos sin comida, sin gasoil, sin carbón y sin gas?

¿Por qué creeis que buscaban petroleo en las canarias tan desesperadamente, en contra de todos los canarios? Exigencias de EE.UU a España. Se acaba el vati-helado de crudo y cualquier mínima posiblidad de encontrar oro negro es sencillamente demasido para dejarla escapar, no importa si es en contra de toda una región. Es el comienzo del fin.

Si no están presionando mañana a su Gobierno para cambiar de modelo energético, al menos saquen sus bonos del estado y fabriquen abonos naturales, les rentarán más aunque los dos productos sean solo mierda.

Discurso desde el corazón herido de un ciudadano

No soy político. No me gano el techo convenciendo a la gente, pero ojalá supiera haceros ver las cosas desde donde las veo yo, después de haber sido operado de corazón y de superar un melanoma.

La felicidad y el desarrollo personal no tienen absolutamente nada que ver con el consumo y la acumulacion de bienes. La gente emplea un tiempo que no les sobra en ganar un dinero que no tienen, para comprar cosas que no necesitan y asi causar una impresion que no dura, a personas que no les importa.

Cuando se corteja a la muerte, no se piensa en la cuenta de crédito, sino en los seres queridos y las cosas que aún no has hecho. Hay muchas formas de riqueza, y por el sucio dinero las estamos perdiendo todas. Debemos renunciar con urgencia a ciertos sueños inmaduros como el de ser ricos. Por cada rico de este mundo hay por lo menos 100 pobres y todos sueñan con una cama de agua.

Hay que aprender a vivir más simplemente para que otros simplemente puedan vivir. Renunciar a las comodidades en favor de las comunidades. ¿El consumismo nos aporta felicidad, cohesión social? ¿A dónde vamos?

El neoliberalismo nos ha llevado a la apatia, el desencanto, la destrucción personal y social, el nihilismo, la contaminacion, el abandono familiar y en definitiva, la distopia en la que vivimos donde nadie es feliz. Donde 3 personas al día se quitan la vida por causa directa de la situacion económica y apenas sí se hace nada. Y lo llaman progreso, bienestar. Hace falta ser cínico.

Ahora estamos todos inmersos en un limbo emocional y nuestras relaciones se limitan a sacar dinero o gasolina de dispensadores automáticos, ni nos damos los buenos días en el ascensor. La facultad es un mero trámite administrativo, las citas entrevistas de trabajo y formar una familia una quimera imposible sólo apta para malabaristas.

El capital insaciable nos hace renunciar a lo bueno de cada etapa de nuestras vidas, eliminando cualquier atisbo de espontaneidad de estar vivos por el dinero y la comodidad. Como decía Ronald Reagan: si se mueve, póngasele un impuesto. Si se sigue moviendo, regúlese y si no se mueve más, otórguesele un subsidio…

Hemos sido absorvidos por ese monstruo bicéfalo insaciable que es la globalización y el liberalismo, en una civilización donde el saber es mero adorno, para reforzar la lista de méritos personales y poner mejor precio a nuestras cabezas; una vez más dinero, dinero y dinero.

Nuestro modelo actual de convivencia y desarrollo se basa en una mentira: que las necesidades individuales favorecen al conjunto de la sociedad. Es decir: que el egoismo es bueno para la colectividad. Esto es falso. Un trabajador eventual no va a luchar por los derechos de los trabajadores indefinidos en un modelo social basado en el egoismo.

Mientras nuestra vida se cimente en mentiras no levantaremos cabeza. Debemos recordar por qué hemos venido al mundo, citando a Whitman:

¡Oh, mi yo! ¡oh, vida! de sus preguntas que vuelven, del desfile interminable de los desleales, de las ciudades llenas de necios, de mí mismo, que me reprocho siempre, de los ojos que en vano ansían luz, de la lucha siempre renovada, de los malos resultados de todo, de las multitudes afanosas y sórdidas que me rodean, ¿Qué de bueno hay en medio de estas cosas?

Respuesta: Que tú estás aquí, que existe la vida y la identidad, Que prosigue el poderoso drama, y que puedes contribuir con un verso.