22.200 euros de deuda pública por cabeza ¿Puede ser? ¿Podrá? ¿Podrémos? Podemos.

Muchos no lo saben, pero es así, cada uno de nosotros debe ya 22.200 € de deuda pública.

Yo no pienso pagar. Más que nada porque no tengo 22.200 euros y eso complica un poco las cosas. Así que pueden añadir mi parte de la deuda al saco o que vayan pensando en crear algun grupo o formación política destinada a no pagarla, un momento, ¿No existe ya una? ¿Puede ser? ¿Podrá? ¿Podrémos? Pod… no sé, no sé.

La lucha de clases segun muchos no existe pero, si la deuda es pública, se sufraga con impuestos y las clases altas los evaden y no los pagan ¿no la estamos pagando nosotros?¿Puede ser? ¿Podrá? ¿Podrémos? Pod… no sé, no sé.

Lo tienen todo muy bien calculado. Como dice Warren Buffet millonario americano: la lucha de clases existe y la estamos ganando los ricos. Mientras nosotros navegamos sin rumbo con el único motor del viento y las circunstancias. ¿No sabeis que para navegar existen unas cosas que se llaman Velas?. Para dirigir el viento, marcar el rumbo y esas cosas. Para eso está la política, para meterle la mano en el bolsillo al rico extraer y suturar. Para que no seamos unas victimas más de nuestro tiempo. Hay que organizarse, promover el cambio todos juntos ¿Puede ser? ¿Podrá? ¿Podrémos? Pod… no sé, no sé.

Al final, lo cierto es que esta situación de deuda y miseria es culpa del Porno.

Porno tomar partido… Porno implicarse… Porno ser activos politicamente… Porno tener un pensamiento crítico… Porno premiar el esfuerzo… Porno denunciar y perseguir a quienes sabemos que engañan y defraudan…

Es duro aceptar cómo es que tenemos esta facilidad para ponernos nosotros mismos contra la espada y la pared y sólo nos preocupamos en solventar las cosas cuando ya no nos queda otra. El partido político que gane tiene que ser capaz de cambiar no solo las instituciones sino también el pensamiento de nuestra sociedad. Que hagamos las cosas diferentes no depende de un símbolo, de un color o una camiseta, depende de nostros. ¿Puede ser? ¿Podrá? ¿Podrémos? Pod… no sé, no sé

TIene que acabarse el dejarlo todo para el último momento, levantarnos tarde, consumir sin pensar, no reciclar, comprarlo todo en el mismo sitio y a no favorecer el desarrollo local, no tener un trato cercano y personal con la gente: el individualismo en general. ¿Puede ser? ¿Podrá? ¿Podrémos? Pod… no sé, no sé.

Al final lo que nos mata es la pasividad colectiva, el imperialismo yankie y su consumismo sin medida, el aburguesamiento de la sociedad civil europea, el acreticismo, la incultura, el cainismo la vileza, etc ¿Eso es todo lo que somos? ¿o podemos ser algo más?

¿Puede ser? ¿Podrá? ¿Podrémos? Podemos.

Anuncios

Federico Jimenez Losantos: “Mira que tener que defender a Pablo Iglesias, Montoro esto no te lo perdono”

Casi por un momento me has caido simpático Federico Jimenez Losantos. Hasta que me he acordado de que presuntamente Acebes te desvió más de 400.000 euros a Libertad Digital para que defendieras a capa y espada las teorías más recalcitrantes del Pp.
Hasta que me acuerdo que según tú ETA está detrás del 11M y todo es una conspiración. Hasta que me acuerdo, en definitiva de que Federico es Federico con sus ideosincrasias.
A parte de eso. sobre Venezuela decir que no se puede entender la presidencia de Chávez sin conocer a su antecesor Carlos Andrés Pérez. Neoliberal, y próximo a los poderes, de los tuyos vamos. De esos que apesar de no ser italianos os encanta la pasta.
Carlos Andrés fue un autentico privilegiado. Era miembro de la minoría acomodada de Venezuela, menos del 13% de su país. El resto, vivía entre el analfabetismo y la pobreza. Y no hablo de una pobreza como la nuestra, de comedores sociales, ayudas y subsidios. Hablo de subdesarrollo, de gente descalza por la calle.
Cosa incomprensible ya que Venezuela tiene una considerable porción del petróleo mundial, tiene carbón, tiene oro, aluminio, todo lo que se os ocurra imaginar y más. Pero para Carlos Andrés, que lo tenía todo, no era suficiente. Vosotros nunca teneis bastante. Las cosas del capitalismo avaricioso. De modo que para poder sostener vuestro insano sistema de gobierno pidió al los Fondos Monetarios Internacionales y eso provocó que el precio de los alimentos y productos básicos se dispararan. Como podeis imaginar, eso no sentó pero que nada bien a una población venezolana seriamente abandonada y empobrecida. Y de ahí es de donde surgió Hugo Chávez Frias.
Hugo no es santo de mi devoción, no se lleven a engaño. Pero al menos el no vendió a su pueblo a los mercados. Si vamos a hablar de Venezuela hablemos en serio. Es un milagro, un milagro que no haya acabado como Irán. Que puedan celebrar elecciones, que haya una oposición y no sólo al gobierno sino al imperialismo americano.
Los americanos son la metástasis de este planeta y el cáncer sus amos sionistas. Ellos instauraron la partitocracia en España. No dejaron que viviéramos nuestro propio proceso como sociedad, nos encauzaron como se desvía a un río. Obligaron al rey a imponernos los órganismos de pésima calidad que hoy tenemos y que han saqueado nuestro país y no conformes con eso, dejaron aquí sus bases para que no nos columpiásemos. Los EE.UU lo infectan todo. Se meten en todo. Van democratizando paises a lomos de un Jeep. Se creen que el mundo es su cortijo y no es así.
El modo en que viven en el Norte de Korea es terrible. Terrible y no tiene escusa. Los gulaj, los campos, los asesinatos, toda esa represión, esa sociedad que parece un velatorio. Es nauseabundo. pero no nos olvidemos de la verdad que ese régimen esconde. La Era nuclear. El infierno del terror de la guerra atómica. ¿Y donde nació la bomba? en America. En Los Álamos.
Los americanos son los que han provocado todo esto. Querían acabar con la Segunda Guerra Mundial lo antes posible, sin sufrir más bajas. A pesar de que el conflicto se saldó sólo con 220.000 soldados americanos frente a los 25 millones de combatientes que murieron del lado Ruso.
Pero no les hacía buena publicidad tantas bajas, sabían que enfrentarse a Japón supondría equipararse en sacrificio humano a resto de paises y eso amenazaba con hacer temblar su régimen, de modo que no escatimaron en gastos y hasta sacrificaron a algunos de sus mejores cientificos como Slotin en construir las bombas de Fatman y Little John. Aquellas dos máquinas letales que segaron la vida de los inocentes habitantes de Iroshima y Nagasaki de un plumazo.
Y es debido a eso, debido al pánico y la psicosis de una guerra nuclear a gran escala que Korea del Norte se ha convertido en un infierno viviente, es debido a eso que cualquiera que se oponga a la hegemonía de américa vive permanentemente con una espada de Damocles pendiendo sobre su cabeza y que el mundo se va lentamente a la mierda.
Luego vemos a Obama, con su nobel de la paz y pensamos. ¡Estamos en buenas manos, es un buen tipo! ¡Una leche! el verdadero hombre del siglo fué Mijail Gorbarchov. El desmanteló el telón de acero, él comenzó el desarme nuclear y el trajo la libertad a su país. Hay muy pocos como él. Pepe Mújica, Correa y Pablo Iglesias. De esos me fío y que la intuición no me falle. El resto sois gentuza.

El Régimen democrático y la Libertad canalizada

Vivimos en un entorno de libertad que ha sido dirigido y canalizado. Estas palabras son una contradicción en si misma, como bien dice Jose Luis Camacho, porque si eres libre y te canalizan, te están esclavizando.

Pero casi nadie lo sabe porque de estas cosas no se hablan. Por eso agradezco medios como éste, donde la gente participa, se organiza y busca fracturar esta fachada, este fondo de papel pintado que ha sido puesto ante nuestras narices. Un escenario, que para la iglesia siempre fué un valle de lágrimas, antesala de un supuesto paraíso que nos aguarda en la otra vida y que para el gobierno es la promesa de una vejez tranquila, a cambio eso sí, de una vida apagada y rutinaria (y eso quien trabaja) donde pocos de nosotros somos felices. Paraísos, odaliscas y retiros: promesas rotas, vanas e incumplidas.

Ese es el camino que han elegido para nosotros al que llaman libertad. Cuando coges un río que fluye desde una colina por un valle, entre montañas, a través de un cañón y lo canalizas pierde su libertad. Ha sido canalizado y dirigido para propios intereses, puede que para construir un pueblo, una presa, dar electricidad, buscar oro o regar extensos cultivos pero independientemente de las mejores o peores intenciones, el rio ha perdido su libertad.

Los políticos utilizan un lenguaje limitado, destinado a captar nuestra atención. Dentro de sus discursos, es imposible no encontrar estas palabras: BANDERA, CONFIANZA, CONSTITUCION, CORRUPCION, CRISIS, DEMOCRACIA, EMPLEO, ESPERANZA, MARCA, SEGURIDAD, TERRORISMO O PASIÓN.

Roles sacados de las encuestas que buscan transportarnos a una determinada percepción de la realidad para canalizar nuestra atención y por lo tanto nuestro pensamiento.

También son muy importantes los colores. Por ejemplo el azul provoca en el subconsciente del observador confianza y seguridad, pero al mismo tiempo obediencia y resignación. Por eso el azul es el color del Partido Popular.

El rojo es el color de la pasión, de la sexualidad y la excitación. Un color que el Psoe sabe explotar bien, escogiendo además a portavoces como Pedro Sánchez que tratan de ser un icono sexual masculino de edad indeterminada y al que podemos ver haciendo rápel con la entrepierna anudada desde un aerogenerador o llamando al Salvame deluxe para poner al mayor sector de la población posible en un estado de excitación.

Y por último está el morado de Podemos. El morado es el color de la imaginación, de la creativad, de lo intangible. Elegido para que sus seguidores puedan tratar de imaginar una realidad distinta a la que usualmente perciben. Algo que en las circunstancias en las que estamos entiendo como necesario.

Pero todo esto no son más que trucos de salón para canalizar nuestras consciencias y que sigamos los dictámenes de los pensamientos y tendencias imperantes como verdaderos lémings.

Llegados a este punto de la reflexión, tengo que refutar mis palabras con algún autor de prestigio. Y para eso, elijo a Joseph Chilton Pearce; autor de “La vida ultrauterina” y que nos habla de los condicionamientos de la sociedad civil. El escritor llega a decir “Nadie va a cambiar todo el sistema. Lo que podemos hacer es un llamamiento a los padres que estén dispuestos a asumir el riesgo de llevar a sus hijos fuera de esta locura y protegerlos contra ella”

Chilton Pearce se hizo célebre al descubrir que la Tv alimenta continuamente el cerebro primitivo del ser humano, especialmente en los niños, impulsándonos a consumir. El cerebro primitivo se encarga de nuestra supervivencia: de comer, beber, dormir, tener sexo, conservar el calor, defendernos o atacar (todas las necesidades básicas de supervivencia). Es el centro clave al que bombardear para tenernos permanentemente en un estado de sumisión y consumo y la manera más rápido de canalizarnos.

La inteligencia superior, por el contrario, se encuentra en la corteza de nuestra mente, la parte inteligente.Y es curioso, porque cuanto más se estimule el cerebro primitivo, menos se desarrolla nuestra inteligencia porque se inhiben los receptores de la mente superior. Entonces dejamos de ser críticos, analíticos y nos vamos volviendo más básicos y simples.

Este es el entorno actual que han pincelado para nosotros a través de los medios de comunicación, como un lecho de hormigón construido para canalizar el cauce de un río. Estimulan cada vez más nuestro cerebro primitivo para hacernos controlables. No quieren que pensemos demasiado. Cuando la gente vive en un entorno muy controlado y estructurado el cerebro pierde madurez y esto nos hace más controlables y manipulables. Un escenario ideal para traernos el pensamiento único en oposición al pensamiento divergente.

Ahora mismo vivimos en un medio canalizado de control, aunque se nos repita constantemente que estamos en un estado libre y de derecho, nuestra percepción de libertad está legislada, regulada e institucionalizada. Esto deja poco espacio para cualquier tipo de idea o de libre pensamiento. Esto para ellos es peligroso así que crean en nosotros la necesidad de pertenecer a un grupo, a ser posible el mayoritario.

Sólamente como individuos podemos alcanzar las maravillas que la libertad personal ofrece. No me mal interpreteis, no quiero decir con esto que nunca se deba de seguir a nadie. De hecho, hay personas a las que cuando se mira, puede verse la chispa de la libertad en sus miradas. Pero no debemos dejarlo todo en manos de unas pocas personas y lo único que lamento es no ver ese fuego en cada hombre, mujer y niño de nuestro planeta azul.