La Ciencia de la Desinformación

El enorme desarrollo tecnológico de los últimos años en informática, redes y telecomunicaciones nos ha llevado a vivir lo que muchos expertos califican como “la sociedad de la información”.

Desde el punto de vista social y económico, cuanto más informado está una persona, mayor es su grado de libertad. Esto es así porque puede basar sus decisiones en función de los conocimientos que tiene. Estar bien informado le permite disponer de un abanico más amplio de posibilidades y elecciones seguras, ya que siempre puede contrastar la información disponible apoyándose en estudios, datos, opiniones, críticas, trabajos, páginas web, foros o comentarios que se hayan hecho sobre cualquier tema.

¿Pero, realmente es así? ¿ Está el conjunto de la sociedad mejor informada? La respuesta es NO.

A pesar de lo que crea la mayoría de la gente, la sociedad está hoy más desinformada que nunca.

Hoy podemos entrar con un simple ordenador en cualquier oficina, catálogo o biblioteca del mundo y consultar grandes enciclopedias, dicionarios, ensayos y bases de datos; pero casi nadie lo hace porque no estamos educados para ello.

Las escuelas españolas son, desde hace mucho tiempo, un lugar donde al ser humano se le adoctrina para estar hecho al trabajo productivo, en un país en el que ya no se necesita producir tanto sino desarrollar nuevas tecnologías e ideas.

A los chicos y chicas solo se les programa para que aprendan a seguir un horario, en un espacio reducido y que fijen su atención en tareas concretas, bajo las órdenes de un mando superior. Y todavía nos preguntamos por qué tenemos un 33% de fracaso escolar. Nuestras escuelas son fábricas de operarios o ¿por qué no decirlo? Cárceles, lugares llenos de barrotes y muros. Se encierran los cuerpos y las mentes de los alumnos sin nutrirlos de práctimente nada, en un periodo de aprendizaje de más de 15 años, donde cada curso se repasan las mismas asignaturas, con los mismos contenidos y bajo el mismo formato. Realmente frustrante y totalmente innecesario.

Nuestra sociedad avanza a un ritmo al que la mayoría de los adultos no podemos seguir y nuestra única esperanza es permitir que los jóvenes nos lleven y guien hacia ese mañana mejor que casi podemos rozar con los dedos. No podrán hacerlo mientras continuen enjaulados en sus aulas, en sus casas y azotados por la precariedad y la crisis. Necesitamos innovar para salir del atolladero pero no formamos nuevos talentos y permitimos que los mejores científicos y jóvenes promesas se nos vayan. Somos todo un ejemplo de fagocitosis; nos hemos convertido en aquella serpiente que se tragó su propia cola y que trataba, sin saberlo, de digerirse a si misma.

Sin nuestros talentos jóvenes estamos perdidos. La mayor parte de nosotros vamos quedando obsoletos, ¿cuantas personas hay que no van a leer este post porque ni siquiera tienen acceso a internet o porque no saben usarlo? ¿cuantos son capaces de distinguir una información cierta de una falsa? ¿y cuantos hay que sean capaces de leer siquiera una información completa y entenderla?

No se engañen, somos 47 millones y la inmensa mayoría vive en la ignorancia y la desinformación. A nivel individual y dentro de un perfil muy concreto de persona, uno puede llegar informarse, quizás uno de cada diez míl, los otros 9.999 carecen de tiempo y facultades entre compromisos y obligaciones. Algunos no disponen de suficiente formación, otros prefieren estar desinformados para no pasar un mal trago o directamente no les interesa y prefieren una vida superflua.

Para la mayoría, internet sigue siendo un portal para ver o descargarse vídeos, música, juegos, series, películas, fotos, para chatear con los amigos en foros, twitter ó facebook. Solo una minoría lo utiliza para mantenerse informado y poder tomar decisiones útiles o para formarse y casi siempre por obligación laboral o académica.

Y aún así los que lo hacen tienen que lidiar con las faltas de ortografías de los usuarios, los estilos de expresión de los autores, los traductores de idiomas, el lenguaje técnico, las informaciones incompletas o falsas, el propio significado del contexto de cada hilo o artículo y el complejo método de selección de los motores de búsqueda en internet.

Cuando buscamos en internet una palabra, podemos obtener entre 15 y 20 millones de resultados y como consecuencia de ello, casi nadie va más alla en su búsqueda de las 5 o 6 primeras filas, no hablemos ya de las primeras páginas.

La información que encontramos en las cabeceras de Google, está controlada por quienes pueden situar sus espacios webs en las primeras páginas y que pagan para ello. En otras palabras, están financiadas por quienes pertenecen al grupo de poder económico que lo controla todo y desde que se inventó la imprenta, los medios siempre defienden la opinión de quienes los poseen. Toda una Ciencia de la Desinformación.

Anuncios

22.200 euros de deuda pública por cabeza ¿Puede ser? ¿Podrá? ¿Podrémos? Podemos.

Muchos no lo saben, pero es así, cada uno de nosotros debe ya 22.200 € de deuda pública.

Yo no pienso pagar. Más que nada porque no tengo 22.200 euros y eso complica un poco las cosas. Así que pueden añadir mi parte de la deuda al saco o que vayan pensando en crear algun grupo o formación política destinada a no pagarla, un momento, ¿No existe ya una? ¿Puede ser? ¿Podrá? ¿Podrémos? Pod… no sé, no sé.

La lucha de clases segun muchos no existe pero, si la deuda es pública, se sufraga con impuestos y las clases altas los evaden y no los pagan ¿no la estamos pagando nosotros?¿Puede ser? ¿Podrá? ¿Podrémos? Pod… no sé, no sé.

Lo tienen todo muy bien calculado. Como dice Warren Buffet millonario americano: la lucha de clases existe y la estamos ganando los ricos. Mientras nosotros navegamos sin rumbo con el único motor del viento y las circunstancias. ¿No sabeis que para navegar existen unas cosas que se llaman Velas?. Para dirigir el viento, marcar el rumbo y esas cosas. Para eso está la política, para meterle la mano en el bolsillo al rico extraer y suturar. Para que no seamos unas victimas más de nuestro tiempo. Hay que organizarse, promover el cambio todos juntos ¿Puede ser? ¿Podrá? ¿Podrémos? Pod… no sé, no sé.

Al final, lo cierto es que esta situación de deuda y miseria es culpa del Porno.

Porno tomar partido… Porno implicarse… Porno ser activos politicamente… Porno tener un pensamiento crítico… Porno premiar el esfuerzo… Porno denunciar y perseguir a quienes sabemos que engañan y defraudan…

Es duro aceptar cómo es que tenemos esta facilidad para ponernos nosotros mismos contra la espada y la pared y sólo nos preocupamos en solventar las cosas cuando ya no nos queda otra. El partido político que gane tiene que ser capaz de cambiar no solo las instituciones sino también el pensamiento de nuestra sociedad. Que hagamos las cosas diferentes no depende de un símbolo, de un color o una camiseta, depende de nostros. ¿Puede ser? ¿Podrá? ¿Podrémos? Pod… no sé, no sé

TIene que acabarse el dejarlo todo para el último momento, levantarnos tarde, consumir sin pensar, no reciclar, comprarlo todo en el mismo sitio y a no favorecer el desarrollo local, no tener un trato cercano y personal con la gente: el individualismo en general. ¿Puede ser? ¿Podrá? ¿Podrémos? Pod… no sé, no sé.

Al final lo que nos mata es la pasividad colectiva, el imperialismo yankie y su consumismo sin medida, el aburguesamiento de la sociedad civil europea, el acreticismo, la incultura, el cainismo la vileza, etc ¿Eso es todo lo que somos? ¿o podemos ser algo más?

¿Puede ser? ¿Podrá? ¿Podrémos? Podemos.

2015 va a ser el año de la democracia en España.

Roto el bipartidismo, lo que queda sobre el tapete es la tensión entre los intereses de unos frente a los de otros. Y es eso precisamente en lo que consiste la democracia y la importancia que tienen los votos. Porque al fin y al cabo es cortar el tocino más grueso en favor de aquellos a los que defiendes y estás con las minoría o con la mayoría y hay que tomar partido.

La clase política ha estado inmersa en una burbuja durante años. Todos y cada uno de nosotros tenemos que empujar para que esa burbuja estalle, hay que movilizarse.

Vivir en democracia no es todo un campo de alelías, es una libertad que tiene un precio, el de la responsabilidad. Para que todos lo entendais: un trabajador puede ganar 680 euros mensuales y otro 1.100 haciendo el mismo trabajo ¿dónde está la diferencia? Pues que el mileurista pertenece a un sindicato fuerte, limpio y transparente que se reune periódicamente y lucha por el interés de sus de sus trabajadores y el del salario mínimo lleva una rutina que le transporta de casa al trabajo y del trabajo a casa sin implicarse ni meterse en nada. ¡Teneis que movilizaros!

Los derechos no se regalan, se conquistan. El mundo es un lugar peligroso. Vivir en libertad implica asumir el costo de la vida. La vida al tope implica tomar decisiones y equivocarte pero sobre todo posicionarse. Por eso mismo, el próximo año será el periodo democrático más grande e importante de España.

Nunca una población necesitó tanto expresar su opinión y hacer uso de la libertad. Nunca estuvimos tan unidos y al mismo tiempo, tan separados.

Ya no es posible elaborar un discurso fácil que satisfaga a socialistas y liberales, ricos y pobres, trabajadores y parados, empresarios y funcionarios, hipotecados y desahuciados, emigrantes e inmigrantes, dependientes o enfermos.

Cada acción, cada decisión tendrá su consecuencia. Cada uno tendrá que hacer valer aquello que le importa, el tiempo de la adormecida sociedad se acaba, el tiempo de las palabras vacías leídas desde atriles, con colores y discursos.

Porque nadie puede ejercer su libertad sin ser responsable. Se acabaron los portadores de falsas esperanzas y sus promesas rotas. Por Mucho dolor que hayamos padecido, aún hay tiempo. Nunca hay que perder la esperanza. ¡Basta de engaños!

Bienvenidos a la democracia.

Italia se concentra para apoyar a Alexis Tsipras y a Podemos

Miles de italianos se manifiestan en apoyo a Alexis Tsipras. Aunque No vereis esta noticia en los medios de televisión otra Europa es posible. Cada vez son más las voces de diferentes países que se suman a esta nueva forma de entender las política y la sonrisa empieza a cambiar de bando también en europa.

El cambio se acerca y es imparable. TIC-TAC

Saludos.

El Ex-diputado del PP, Jesús López-Medel, afirma: “Podemos es Indispensable”.

El abogado del Estado, congresista y Ex-diputado del PP, Jesús López-Medel, ha escrito un artículo esta semana en el que reconoce que Podemos es Indispensable

http://www.eldiario.es/…/Podemos-indispensable_6_356324376.…

Conocido dentro del Partido Popular por su firme oposición a la Guerra de Irak, Lopez Medel siempre ha hablado de la falta de diálogo y mecanismos democraticos que existen dentro del Pp. “Percibí que lo que unía allí, dentro del mismo grupo, más que ideologías eran intereses, ambiciones y fobias a los contrarios pero, sobre todo, el poder”.

Cuando decidió no apoyar públicamente a la Guerra de Irak, le hicieron el vació y llegaron a decirle que aplaudía poco en el congreso y que eso se notaba, se sentía y se valoraba.

“Yo alegué que cada uno es como es y que aunque no interrumpiese los discursos del líder 20 veces, sí que en seis o siete ocasiones me arrancaba por palmas (salvo en los debates sobre Irak que jamás aplaudí). Pero esos aplausos no eran suficientes. Lo que veía enfrente era más de lo mismo: una tribu, una casta”, admite.

Jesús afirma que la actual forma de hacerse política en España atenta gravemente contra la libertad personal, que uno ha de conservar siempre por mucho que se milite dentro de una organización política.

“Cada vez me sentía más extraño y distante. Había menos debate y eso de escuchar al contrario, un imposible. Viví una experiencia personal que me impactó y nueve años después lo quiero relatar. Un día, antes de salir del hemiciclo, el portavoz adjunto del Grupo Popular me cogió del brazo y me dijo: “Jesús, aplaudes poco’”.

El ex-diputado del Pp ahora mismo afirma que la regeneración democrática es necesaria y que todos debemos de poner nuestro grano de arena para que la burbuja política actual estalle.

“El tiempo transcurrido y mirar atrás me lleva a reflexionar con tristeza sobre el gran deterioro del Parlamento. Verdaderamente me refiero al Congreso, porque la otra Cámara, el Senado, es algo más que inútil, muerta, y por supuesto los políticos no van a suprimirla porque permite colocar a muchos estómagos agradecidos”

Ese pequeño instante en el que casi prefieres que vuelva a ganar el Ppsoe

Hay pequeños instantes en los que casi preferiría que volviera a ganar el Ppsoe. Si no fuera por las miles de familias que están sufriendo recortes y desahucios, por los 5 millones de parados, los enfermos, los dependientes y la gente que se ha tenido que marchar, casi por un instante desearía que volvieran a ganar las elecciones.

Me gustaría estar allí cuando tengan que arremangarse y afrontar nuestros problemas (que no son pocos) ¿Porque quien los va a resolver? ¿Pedro Sánchez? ¿Rajoy? ¿los cínicos que viven en la resignación y la apatía? ¡Já!.

Ya vereis, simplemente cuando el litro de gasolina suba por encima de los 2 euros o cuando nuestro sistema de pensiones colapse debido a que no hay suficientes jóvenes trabajando para hacerlo sostenible.

Pedidles, pedidles a cualquiera de estos que confunden el mérito y la capacidad con la agenda de teléfonos, a los que solo saben ensalibar, ya sea para aplaudir o para abuchear.

Pedidles a los robagallinas que os solucionen algo o a sus infinitos ejércitos de lacayos chupópteros, a todos esos que vieron en la política una escalera mecánica, dónde si no levantabas mucho la voz y te quedabas quieto, los escalones te iban subíendo poco a poco hacia arriba sin esfuerzo.

Pedidles a toda esa flora y fauna de aforados, asesores, liberados, indemnizados y subvencionados (de sanguijuelas al fin y al cabo) que se organicen y busquen solución a vuestros problemas.

No señoras y señores, no vendrán de ellos las soluciones. Ellos sólo se acordarán del resto de los españoles para abrir la boca y poner la mano. Solo para pedir. Y Al final, cuando la realidad se imponga y estemos ya batallando por suplir las necesidades humanas más básicas, que se pongan frente a nuestro pueblo y que discutan por decimo tercera vez de planes de rescate, de marcas, de himnos, de banderas, de nacionalismos e inmersiones lingüisticas.

¿Sabeis que cada uno de nosotros ya acumula en su cuenta 24.000 euros de deuda pública? y no solo los adultos, también los ancianos y niños. ¿A quién mirareis cuando haya que hacer frente a esa problemática ineludible? 24.000 euros. A ver cómo vamos a pagar eso con un sueldo de 670 euros  a como está la vida  y los intereses se siguen acumulando. Cientos de millones cada día.

Que no os engañen, cuando un país toca fondo, los que están en la política por los coches, las dietas y las tarjetas harán las maletas y se quitarán de en medio. Y por eso, aunque solo sea por un instante, desearía que el Ppsoe volviese a ganar. Para que se hundieran en su propia mediocridad y ver como la gente se los come por los pies con zapatos y todo.

Cuando nuestros mayores vayan sucumbiendo y ya no puedan mantener a tanta gente de 30 y 40 años en sus casas mano sobre mano. Cuando los bancos internacionales se cansen de prestarnos un dinero que saben que no podemos devolver… Por un momento me olvido del mundo y deseo que les voten, para que estén sentados en primera fila y no se pierdan su final. El final que ellos se merecen y que han ido construyendo ladrillo a ladrillo, golpe a golpe y verso a verso. Y yo lo vería con un gran bol de palomitas desde alguna ciudad lejana e impronunciable. Triste por haberme tenido que ir de mi país, pero contento porque todo lo que va vuelve y la torta de la Casta va a ser memorable.

Pero entonces me acuerdo de que tras cada cifra hay una persona y no tengo más remedio que volver a la realidad y hacer lo posible porque todos y cada uno de vosotros desperteis y exijais una regeneración política tan deseada como necesaria para que esto vuelva a ser un lugar digno donde vivir y al que regresar.

El Régimen democrático y la Libertad canalizada

Vivimos en un entorno de libertad que ha sido dirigido y canalizado. Estas palabras son una contradicción en si misma, como bien dice Jose Luis Camacho, porque si eres libre y te canalizan, te están esclavizando.

Pero casi nadie lo sabe porque de estas cosas no se hablan. Por eso agradezco medios como éste, donde la gente participa, se organiza y busca fracturar esta fachada, este fondo de papel pintado que ha sido puesto ante nuestras narices. Un escenario, que para la iglesia siempre fué un valle de lágrimas, antesala de un supuesto paraíso que nos aguarda en la otra vida y que para el gobierno es la promesa de una vejez tranquila, a cambio eso sí, de una vida apagada y rutinaria (y eso quien trabaja) donde pocos de nosotros somos felices. Paraísos, odaliscas y retiros: promesas rotas, vanas e incumplidas.

Ese es el camino que han elegido para nosotros al que llaman libertad. Cuando coges un río que fluye desde una colina por un valle, entre montañas, a través de un cañón y lo canalizas pierde su libertad. Ha sido canalizado y dirigido para propios intereses, puede que para construir un pueblo, una presa, dar electricidad, buscar oro o regar extensos cultivos pero independientemente de las mejores o peores intenciones, el rio ha perdido su libertad.

Los políticos utilizan un lenguaje limitado, destinado a captar nuestra atención. Dentro de sus discursos, es imposible no encontrar estas palabras: BANDERA, CONFIANZA, CONSTITUCION, CORRUPCION, CRISIS, DEMOCRACIA, EMPLEO, ESPERANZA, MARCA, SEGURIDAD, TERRORISMO O PASIÓN.

Roles sacados de las encuestas que buscan transportarnos a una determinada percepción de la realidad para canalizar nuestra atención y por lo tanto nuestro pensamiento.

También son muy importantes los colores. Por ejemplo el azul provoca en el subconsciente del observador confianza y seguridad, pero al mismo tiempo obediencia y resignación. Por eso el azul es el color del Partido Popular.

El rojo es el color de la pasión, de la sexualidad y la excitación. Un color que el Psoe sabe explotar bien, escogiendo además a portavoces como Pedro Sánchez que tratan de ser un icono sexual masculino de edad indeterminada y al que podemos ver haciendo rápel con la entrepierna anudada desde un aerogenerador o llamando al Salvame deluxe para poner al mayor sector de la población posible en un estado de excitación.

Y por último está el morado de Podemos. El morado es el color de la imaginación, de la creativad, de lo intangible. Elegido para que sus seguidores puedan tratar de imaginar una realidad distinta a la que usualmente perciben. Algo que en las circunstancias en las que estamos entiendo como necesario.

Pero todo esto no son más que trucos de salón para canalizar nuestras consciencias y que sigamos los dictámenes de los pensamientos y tendencias imperantes como verdaderos lémings.

Llegados a este punto de la reflexión, tengo que refutar mis palabras con algún autor de prestigio. Y para eso, elijo a Joseph Chilton Pearce; autor de “La vida ultrauterina” y que nos habla de los condicionamientos de la sociedad civil. El escritor llega a decir “Nadie va a cambiar todo el sistema. Lo que podemos hacer es un llamamiento a los padres que estén dispuestos a asumir el riesgo de llevar a sus hijos fuera de esta locura y protegerlos contra ella”

Chilton Pearce se hizo célebre al descubrir que la Tv alimenta continuamente el cerebro primitivo del ser humano, especialmente en los niños, impulsándonos a consumir. El cerebro primitivo se encarga de nuestra supervivencia: de comer, beber, dormir, tener sexo, conservar el calor, defendernos o atacar (todas las necesidades básicas de supervivencia). Es el centro clave al que bombardear para tenernos permanentemente en un estado de sumisión y consumo y la manera más rápido de canalizarnos.

La inteligencia superior, por el contrario, se encuentra en la corteza de nuestra mente, la parte inteligente.Y es curioso, porque cuanto más se estimule el cerebro primitivo, menos se desarrolla nuestra inteligencia porque se inhiben los receptores de la mente superior. Entonces dejamos de ser críticos, analíticos y nos vamos volviendo más básicos y simples.

Este es el entorno actual que han pincelado para nosotros a través de los medios de comunicación, como un lecho de hormigón construido para canalizar el cauce de un río. Estimulan cada vez más nuestro cerebro primitivo para hacernos controlables. No quieren que pensemos demasiado. Cuando la gente vive en un entorno muy controlado y estructurado el cerebro pierde madurez y esto nos hace más controlables y manipulables. Un escenario ideal para traernos el pensamiento único en oposición al pensamiento divergente.

Ahora mismo vivimos en un medio canalizado de control, aunque se nos repita constantemente que estamos en un estado libre y de derecho, nuestra percepción de libertad está legislada, regulada e institucionalizada. Esto deja poco espacio para cualquier tipo de idea o de libre pensamiento. Esto para ellos es peligroso así que crean en nosotros la necesidad de pertenecer a un grupo, a ser posible el mayoritario.

Sólamente como individuos podemos alcanzar las maravillas que la libertad personal ofrece. No me mal interpreteis, no quiero decir con esto que nunca se deba de seguir a nadie. De hecho, hay personas a las que cuando se mira, puede verse la chispa de la libertad en sus miradas. Pero no debemos dejarlo todo en manos de unas pocas personas y lo único que lamento es no ver ese fuego en cada hombre, mujer y niño de nuestro planeta azul.